Resumen Semanal del 13 al 17 de Agosto de 2007

Esta semana el país se vio sacudido por un terremoto de dos minutos de duración y con una intensidad de 7,9 grados en la escala de Richter. Hasta el momento la cifra de muertos ha llegado casi a las 500 personas, producto de la fuerza de la naturaleza. La ciudad de Pisco quedó destruida casi totalmente, mientras que el sistema eléctrico y los servicios de agua y desagüe deberán reconstruirse casi desde cero. Mientras que la ciudad de Ica sufrió serios daños, que incluyeron el derrumbe parcial del santuario del Señor de Luren, así como otras iglesias. Otras localidades que han sufrido daños severos son Chincha y Cañete. La ayuda ha empezado a llegar y estaba cubriendo aproximadamente a dos terceras partes de los afectados en las zonas urbanas; sin embargo, en las zonas rurales recién se está conociendo la magnitud de las necesidades, centrada en la falta de agua y alimentos. Por si fuera poco, existe una situación de inseguridad general y constantes réplicas que han pasado de las 300. El Gobierno declaró tres días de duelo nacional; pero el dolor de la pérdida de tantos compatriotas aún persiste. Mientras tanto, en el país –y desde el resto del mundo– se viene manifestado una gran solidaridad a través de socorristas, acopio de sangres y envío de víveres, ropa y agua. Falta ahora que el gobierno mejore el diseño operativo de las acciones de socorro, con una visión estratégica.

Sepa donde hacer su donación.

 
 

Titulares

RED TV

No Apto Para Adultos

Terremoto en Perú


Yumi TV
Gobierno Regional responde a Ministra de Transportes

Ayacucho

Chanka Visión
Tolerancia Cero brilla por su ausencia

Andahuaylas

Televisión del Sur
Policía realiza operativo de Tolerancia Cero

Juliaca

Chanka Visión
Policía crea sus propias señales de tránsito

Andahuaylas
TV Norte
Comuneros exigen retiro de minera Miski Mayo

Cajamarca

Televisión del Sur
25 muertos por bajas temperaturas

Juliaca
Foro TV
Colapsó quirófano del Hospital Núñez Buitrón

Puno

Yumi TV
Se retira de Escuela de la PNP por maltratos

Ayacucho
Ucayalina TV
Se dividen Gobierno Regional y Frente de Defensa

Pucallpa
TV Sur
Ministra de Trabajo lanza Programa Mi Empresa

Cusco
TV Cultura
Defensa Civil informa de más de 300 muertos

Ica
TV Cultura
Terremoto de 7.5 grados sacude costa y centro del país

Lima
TV Cultura
Lanzan campaña de solidaridad con víctimas de terremoto

Ica
TV Cultura
Empiezan a llegar a Lima menores heridos de Pisco

Lima
TV Cultura
Se cae techo de Colegio en el Rímac por sismo

Lima
ITV
Más de 40 afectados por el terremoto

Huancayo

Yumi TV
Un colegio afectado y cuatro viviendas derruidas

Ayacucho

Chanka Visión
Colegios y casas sufrieron rajaduras por sismo

Andahuaylas
TV Norte
Inician campaña de apoyo a Pisco, Chincha e Ica

Cajamarca
Antena Norte
La Libertad está lista para enfrentar terremoto

Trujillo
Amazónica TV
Reanudan vuelos en aeropuerto luego del sismo

Iquitos

Mira estas noticias relacionadas:

2 comentarios en “Resumen Semanal del 13 al 17 de Agosto de 2007

  1. Mejor presos que libres
    en pleno terremoto

    Por Ismael León Arias
    Ese miércoles 15 de agosto de 2007, día del terremoto, alrededor de las 19:00 horas, más de 600 presos fugaron de la cárcel de Chincha, aprovechando la caída de los muros y el pánico de sus custodios. Al día siguiente, a media mañana, más de cincuenta regresaban tristes y resignados, a enclaustrarse detrás de unas rejas virtuales. Según testimonios policiales, los prófugos volvieron porque afuera no había comida ni abrigo, algo que en prisión podían exigir a sus carceleros.
    Así están las cosas en este país, cuyas autoridades reportan un crecimiento del PBI superior a 7 por ciento anual.
    Los primeros afectados por el sismo, como siempre, fueron los más pobres, aquellos desocupados que viven en casitas de adobe, con instalaciones eléctricas muchas veces clandestinas, agua racionada, pistas de tierra, sin seguridad social, con una lamentable televisión de señal abierta como única distracción.
    La incomunicación telefónica fue uno de los factores que contribuyó con el agravamiento de la crisis. Por desinformación, el mismo presidente Alan Garcìa minimizó los alcances del sismo a tres horas del estallido, mal informado por deficientes conexiones telefónicas que se vio obligado a denunciar.
    Casi simultáneamente con el mensaje presidencial, la CNN reportaba desde Pisco y Chincha cifras provisionales de muertos y heridos, mucho más próximas a la realidad. Y es que ellos cuentan con corresponsales profesionales y comunicación satelital sofisticada, que el presidente ciertamente no tuvo en su despacho.
    Las responsabilidades corresponden a la española Telefónica y a otras firmas que operan celulares, las mismas que vendieron más aparatos de los que podían servir en momentos de gran demanda. La crisis se manifestó cuando nadie podía hablar con nadie en esas provincias, porque las líneas colapsaron.
    Inicialmente el servicio de las radioemisoras de alcance nacional fue deplorable; puso al descubierto un funcionamiento centralista y etnocéntrico. No se trata sólo de la rapidez de los reportes -que la tuvieron- sino de su imprecisión, por el escaso profesionalismo de algunos corresponsales. Sólo así se podría explicar el desconocimiento de estos patéticos periodistas, que inicialmente hicieron creer al público capitalino que un terremoto de 7.5 grados Mercalli, sólo había provocado entre 12 o 15 muertes y algunas decenas de heridos.
    Las viviendas de adobe fueron las primeras en derrumbarse, algo que era perfectamente previsible, por lo que una educación preventiva masiva a sus ocupantes era de esperarse, habida cuenta los antecedentes sísmicos de la costa peruana. Esto no ocurrió ni ocurrirá, con medios de comunicación cuyos dueños operan esencialmente bajo la presión del rating, que a su vez se maneja con criterios estrictamente comerciales.
    Si los pobres tienen escasa capacidad de consumo, no son un público interesante para los negocios. Esta idea podría resumir los alcances de la enésima tragedia peruana cuyas consecuencias no pueden disimularse bajo andanadas de frases conmiserativas, gestos ampulosos y promesas tardías de resarcimientos que de nada les servirán a los más de 500 muertos.
    En estas circunstancias sólo la solidaridad puede servirnos. Aquí no funcionan los mecanismos elitistas ni competitivos; los atractivos del mercado se revelan inútiles, porque no es la hora de los negocios ni del sálvese quién pueda, sino de organizar la solidaridad frente al caos y al terror.

  2. PREGUNTAS . . . ¿SIN RESPUESTA?
    Radico en el extranjero y me informo a través de internet (TV, diarios, etc).Con estupor, observo las reacciones que provoca el desastre, más que telúrico, es un desastre de la sociedad en la que se desarrolla. Mal por un Presidente que, primero: está tan deficientemente informado. No puede argüir ineptitud de los demás, tiene la obligación de conocer en profundidad sus canales de información. Segundo, ¿cómo se puede sentir alguien que cuando es increpado por la falta de medios para todo, en particular para sepultar a los cadáveres que se hacinan en las calles,lo único que atina es a balbucear que “están en camino 150 ataúdes” y que si no llegan es por culpa de la carretera que se ha roto. ¿150 cuando la contabilidad oficial superaba en esos momentos las 400 víctimas mortales?, ¿POR CARRETERA, cuando el ABC de éste tipo de desastre nos dice que son las primeras en sucumbir? ¿necesitaba ponerse tan en evidencia? ¿es tan inepto como nos quiere hacer creer?.
    Por otro lado, cuando viajo a Cusco, veo a mis sobrinos que reciben instrucciones sobre éste tipo de desastre en las escuelas, ¿es posible que las fuerzas de defensa del país se queden paralíticas y 48 hs después no hayan estado MASIVAMENTE A DEFENDER A SU PUEBLO? ¿no existen planes de contingencia para éste tipo de acontecimientos? ¿son éstos los que repiten hasta el cansancio que están SIEMPRE LISTOS? ¿listos para qué? ¿para hacer el ridículo como cuando las escaramuzas con Ecuador?.
    Ahora vemos que los malandrines campan a sus anchas en la zona devastada. Una razón más para que extrañe sobremanera la falta de reacción de los ejércitos. Todo ésto nos lleva a pensar sobre las posibles razones para que sigan ausentes, ¿estarán muy ocupados en otras labores? ¿cuáles?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.