Pánico por séptimo escape de gas en Camisea

El día domingo 9 de setiembre, los pobladores de las comunidades indígenas Túpac Amaru y Chocoriari en la provincia de La Convención en Cusco, denunciaron la formación de una gran nube de colores, acompañada de un fuerte olor a hidrocarburo sobre sus territorios. El fenómeno se debió a la fuga de gas en la válvula de bombeo número uno, del gasoducto que trae a Lima el gas de Camisea. Pobladores de ambas comunidades, temerosos de que el hecho se debiera a un séptimo derrame, ingresaron a las instalaciones a fin de contener la fuga, lo que motivo que la compañía Transportadora de Gas del Perú, los denunciara. Humberto Knell, Gerente de Fiscalización del organismo regulador de energía, OSINERG, señaló al respecto que se ha exagerado al señalar que se trata de un nuevo derrame y que recién hoy se estarán constituyendo en la zona para verificar los hechos. Cabe resaltar que estudios independientes del gasoducto han detectado más de 250 puntos críticos y altamente peligrosos.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.