Población acató masivamente paro regional de 48 horas

Desde muy temprano la policía resguardaba a la población que quería salir a trabajar; pero la movilidad era muy escasa y las pocas unidades que circulaban, incrementaron sus precios en 100%. Los mercados abrieron sus puertas de forma restringida. Los bancos no atendieron por medidas de seguridad, dado que en la huelga pasada se destruyeron los locales de las entidades que trabajaron. Las calles prácticamente estaban vacías solo unos cuantos motocarristas trabajaban. No hubo piquetes y la ciudad quedó paralizada. En las provincias de Aguaytia y Purus no se paralizaron las labores, debido a que sus dirigentes manifestaron que nunca se beneficiaron con las exoneraciones tributarias. Indicaron que compran sus productos al doble de lo que cuesta en Pucallpa. Hubo una marcha por las calles de Pucallpa, los manifestantes pertenecían al sector público que marchaban con arengas contra el gobierno. Otro grupo pertenecía a los representantes de las empresas que siempre se han beneficiado con las exoneraciones. También participó el congresista de UPP Roger Najar Kokali. Los grandes ausentes en el paro, fueron los asentamientos humanos al considerar que el empresariado se aprovecha de estas paralizaciones para subir el precio de los productos de primera necesidad. Con esta medida, los manifestantes buscan presionar al Congreso para que se apruebe el proyecto de ley 1501, el cual deja de lado los decretos legislativos 977 y 978, que eliminaban gradualmente las exoneraciones tributarias de Ucayali.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.