En Apurimac, grupo armado ingresa a local policial y mata a un efectivo

Comisaria de OcobambaLa negativa de Luis Alva Castro, ministro del Interior, respecto a que el victimado comisario de Ocobamba no había solicitado su cambio, como señalaron sus familiares, solo sirvió para callar las voces de falta de apoyo al personal policial en la zona. Pero la verdad, salió a la luz, el propio Alva Castro, tuvo que reconocer a su salida del Congreso -el viernes 23 de noviembre- que el comisario Héctor Zegarra, sí solicitó su traslado por las constantes amenazas de presuntos elementos narcoterroristas. Aún así, Alva Castro, indicó que no habían razones que justificasen su traslado. En ese sentido, habría que cuestionar qué esperaban los altos mandos de la Policía Nacional para realizar el cambio hacia otra dependencia.
 
Asimismo, el ministro del Interior informó de la captura del presunto líder del grupo narcoterrorista que perpetró el atentado contra la dependencia policial de Ocobamba y de otros implicados. Señaló que los detenidos han dado sus manifestaciones ante el fiscal del caso; pero por razones de seguridad no dio a conocer la identidad de estas personas. No obstante, en información publicada en La República, se consignó a Richard Lima Cuadros (27) y su sobrino Ulber Lima Aguilar (19) como los principales sospechosos del ataque.
 
Como se recuerda, el 1 de noviembre en horas de la madrugada, un grupo de cuarenta personas ingresó de forma violenta a la comisaría de Ocobamba, en la provincia de Chincheros. Tras el ataque, un policía murió y al menos tres oficiales resultaron heridos. Según las primeras informaciones, la incursión pudo estar dirigida por traficantes de drogas apoyados por remanentes de grupos terroristas, principalmente de Sendero Luminoso.
 
La emboscada habría durado al menos una hora y según pobladores del lugar, los integrantes del grupo armado hablaban en quechua. El objetivo aparente de este ataque sería una venganza, tras las incautaciones de pasta básica de cocaína en la zona. El efectivo policial fallecido fue identificado como Héctor Zegarra Bernaola, de 35 años, y resultaron heridos: Rigoberto Cruz Hidalgo, Rubén Nina Robles y Ramiro Villagaray Arévalo. Tras este incidente violento, dicha sede policial quedó completamente destruida.
 
Sobre la autoría del ataque se han tejido varias versiones. Incluso el alcalde de Ocobamba se encuentra bajo sospecha. Según el jefe policial de Andahuaylas, Comandante Edwin Rolando, el alcalde del citado distrito, Mario Bartolomé Zea, había pedido la destitución del comisario Héctor Zegarra; debido a que no coordinaba sus operativos con las autoridades correspondientes. Detrás de la acusación, también se sostiene la hipótesis de que la víctima se ganó la rencilla del burgomaestre, debido a las intervenciones que hacía su personal a la flota de colectivos que son de su propiedad.
 
En tanto, según un informe de inteligencia de la Policía Nacional, se habría determinado que los autores del asesinato del teniente Héctor Zegarra, serían sicarios de un grupo de narcotraficantes vinculado a un cártel extranjero. Al parecer, los sediciosos habrían perpetrado el crimen como un ´ajuste de cuentas´.
 
Según el documento policial, Zegarra habría recibido -hace algún tiempo- dinero de un grupo de narcotraficantes, para facilitar el traslado de la droga que sale del VRAE, lo cual no habría cumplido. El oficial había participado del último operativo en el que se decomisó más de 82 kilogramos de pasta básica de cocaína en los límites de la provincia de Chincheros. Siguiendo esta línea, de manera extraoficial, fuentes en Andahuaylas también han señalado – de manera aún no confirmada – que la incautación de droga fue superior a los ochenta kilos. El monto no declarado habría sido requisado con otros fines, y quizás el ataque buscaba recuperar la ilegal mercadería en las instalaciones de la comisaría; pero no fue así.
 
Las investigaciones aún están abiertas y aunque puedan surgir discrepancias; la zona de Chincheros, se ha convertido ciertamente en la ruta de traslado de droga proveniente de las cuencas cocaleras y no debería ser descuidada militarmente ni socialmente, por no estar en el perímetro del Valle del Río Apurimac y Ene.

Foto: Revista Caretas

Mira estas noticias relacionadas:

2 comentarios en “En Apurimac, grupo armado ingresa a local policial y mata a un efectivo

  1. Deberia hacerse una ardua investigacion sobre este asesinato en la comisaria deocobamba porque la muerte de nuestro compañero hector no puede quedar impune y cuando se encuentren a los responsables de este ataque criminal deben pagar por lo hecho todos los apurimeños estamos indignados y exigimos justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.