Conflictos entre comuneros a causa de Majaz

A poco más de mes y medio de la consulta vecinal celebrada en la sierra piurana, sobre la permanencia del proyecto minero Río Blanco, los ánimos se encuentran caldeados y la población demanda respuestas concretas respecto a los resultados obtenidos en dicha votación, efectuada el 16 de setiembre. El último domingo, un grupo de entre 50 y 60 comuneros de la zona El Carmen de la Frontera, en la provincia de Huancabamba, interrumpió abruptamente la asamblea general que desarrollaban los campesinos de Segunda y Cajas, para elegir el comité electoral que tendrá a su cargo la elección de la nueva junta directiva de esta comunidad. Al promediar las 10 de la mañana, unos 60 campesinos -conocidos por su afinidad con las operaciones de la minera Majaz– ingresaron al lugar para amenazar a los asistentes con palos y piedras. Esto dio pie a un enfrentamiento que terminó con algunos heridos, aunque ninguno de gravedad. Dentro del grupo que irrumpió en la cita se encontraban tres periodistas (del diario “Correo”, TV Perú y Radio Piura), a quienes se les decomisó su material periodístico. Tras el incidente, la comunidad continuó con la asamblea que culminó con la designación de los integrantes del comité electoral: Anselmo Moreto Sandoval, Tolentino Meléndez Díaz, y Juan Pusma Huamán. Cabe recordar que la población de Ayabaca, Pacaipampa y El Carmen de la Frontera rechazó mayoritariamente la actividad minera en sus respectivos distritos, según se desprende de los resultados finales de la consulta vecinal celebrada el 16 de setiembre. La minera Majaz S.A. pretende efectuar trabajos de explotación en Ayabaca y Huancabamba avalándose en documentos que no cuentan con el voto de los dos tercios de los miembros de dichas comunidades, tal como exige la Ley de Promoción de la Inversión Privada (LPIP), y que fueron suscritos con su antecesora, la empresa Coripacha. En un informe del 2006, la Defensoría del Pueblo corroboró que los documentos que firmaron parte de los comuneros de Segunda y Cajas (Huancabamba) y Yanta (Ayabaca), poseen carácter contractual sólo con Coripacha, mas no con la minera Majaz. Las operaciones de Majaz ponen en peligro las nacientes de la cuenca de los ríos Chinchipe y del Quiroz, cuyas aguas son utilizadas por las referidas localidades para su agricultura y ganadería, además de amenazar los ecosistemas de montaña donde se ubican los bosques de neblina y páramos. Los efectos contaminantes alcanzarían, también, a las provincias de San Ignacio y Jaén, en Cajamarca.

Mira estas noticias relacionadas:

Un comentario en “Conflictos entre comuneros a causa de Majaz

  1. hola señores periodistas quisieramos contactar para que nos brinden informacion sobre el conflicto minero de majaz , somos estudiantes de la unsa de aqp, proporcionenos su numero telefonico. at. orlando de arequipa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.