Sendero Luminoso asesina a familia por ayudar a la PNP

La ausencia policial en las zonas donde transitan los remanentes de Sendero Luminoso, es latente. En momentos que Aucayacu celebraba el 44 aniversario de su creación política, se produjo el asesinato de cuatro integrantes de una familia, aparentemente en venganza por un operativo policial en el que cayera abatido el camarada “JL” uno de los lugartenientes de Artemio, líder del Comité Regional del Huallaga de Sendero Luminoso.

La matanza ocurrió la madrugada del viernes, en la casa de la familia Rodríguez Figueroa, ubicada en el caserío de Pacae, distrito de José Crespo y Castillo, a 30 kilómetros al norte de Tingo María y cerca a la carretera Fernando Belaunde Terry.

Las personas muertas fueron identificados como los esposos Pablo Rodríguez Huertas (46) y Victoria Figueroa Doria (45) junto a su hija Candy Rodríguez Figueroa (20), ex conviviente de “Clay” y un primo identificado como Wilmer Hilario Isidro (30).

Los asesinos maniataron a sus víctimas para luego torturarlas y finalmente ultimarlas con disparos de pistola. Posteriormente, los cuerpos fueron tirados al patio de la casa, colindante con la carretera Fernando Belaúnde.

Según Inforegión, tras el operativo “Volcán” de hace ocho días, el camarada “Artemio” sentenció a muerte a varios pobladores de la zona, a los que considera “soplones” colaboradores de la policía y responsabiliza por la reciente muerte de “JL” y también de la de su segundo “Clay”, entre ellos, la ex conviviente de “Clay” y su familia.

En tanto, el Comando de la Policía Nacional del Perú dispuso que personal especializado del Frente Policial Huallaga intensifique los operativos para la captura de los autores del asesinato de la familia Rodríguez Figueroa. Una patrulla policial compuesta por cuatro oficiales y 26 suboficiales de la PNP, a bordo de cuatro vehículos, se dirigieron al lugar y constataron el crimen. Tras ello, por disposición del representante del Ministerio Público, se procedió al levantamiento de los cadáveres y su traslado a la morgue de Aucayacu para la necropsia de ley.

La continuidad de los crímenes en las cuencas cocaleras, confirman que la situación es crítica y el Estado no sabe cómo enfrentarla. El narcotráfico y los remanentes de Sendero Luminoso, siempre han actuado juntos y eso no es una novedad, como se ha querido señalar desde el Gobierno. Ingresar al valle del Monzón o Aucayacu, se requiere de un “salvoconducto”, es decir solo si conoces a alguien puedes transitar con normalidad. Incluso muchos operativos policiales se desbaratan o sufren emboscadas, por los “infiltrados” que alertan a las mafias, a fin de asegurar su principal fuente de ingresos, la producción de droga.

Más información relacionada:

Policía mata al tercer mando senderista del huallaga
Aparece cuerpo de mando senderista muerto por narcos
Crece el narcotráfico: Entrevista a Jaime Antenaza
Balance de una guerra permanente

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.