Torrenciales lluvias azotaron la Ciudad Blanca

Desde que inicio de la temporada de lluvias ninguna ha sido tan fuerte y destructiva como esta última registrada. Las redes de agua y desagüe han colapsado, quedando en las principales avenidas decenas de vehículos varados. Sin embargo, la peor parte la llevo este automóvil station wagon de placa SH-6748 que quedo atrapado en un desborde del rio Socabaya. Denodados esfuerzos realizó la unidad de bomberos quienes ayudados de un cargador frontal lograron retirar el automóvil del lugar. Pero a la calamidad, se suma el atropello y abuso, en nombre del negocio, los taxistas en forma prepotente cobraron excesivas tarifas por transportar a los pasajeros que quedaron varados en las esquinas. Ningún plan de contingencia ha podido prever el vendaval que ha inundado de modo fulminante la ciudad, en el centro histórico y distritos. Las vías matrices, redes de agua y desagüe están deterioradas, aunque las verdaderas consecuencias se verán pasada la tormenta y el recuento de los daños se tenga que realizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.