Torrenciales lluvias azotaron la Ciudad Blanca

Desde que inicio de la temporada de lluvias ninguna ha sido tan fuerte y destructiva como esta última registrada. Las redes de agua y desagüe han colapsado, quedando en las principales avenidas decenas de vehículos varados. Sin embargo, la peor parte la llevo este automóvil station wagon de placa SH-6748 que quedo atrapado en un desborde del rio Socabaya. Denodados esfuerzos realizó la unidad de bomberos quienes ayudados de un cargador frontal lograron retirar el automóvil del lugar. Pero a la calamidad, se suma el atropello y abuso, en nombre del negocio, los taxistas en forma prepotente cobraron excesivas tarifas por transportar a los pasajeros que quedaron varados en las esquinas. Ningún plan de contingencia ha podido prever el vendaval que ha inundado de modo fulminante la ciudad, en el centro histórico y distritos. Las vías matrices, redes de agua y desagüe están deterioradas, aunque las verdaderas consecuencias se verán pasada la tormenta y el recuento de los daños se tenga que realizar.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.