Narcotráfico genera violencia y corrupción

El Valle del Río Apurímac-Ene (VRAE) es una de las zonas más pobres del Perú. Por ello, la presencia del narcotráfico corrompe y desarticula violentamente las instituciones que buscan el desarrollo democrático. Así lo sostiene el experto en temas de seguridad, Rubén Vargas: “No hay que olvidar que el Perú es el segundo productor de cocaína a nivel mundial y que toda esa violencia vista va a seguir sucediendo…, y no solamente son hechos de violencia, sino más bien, manifestaciones de corrupción a nivel de todas las instancias, especialmente de la policía”. Por lo tanto, el Estado debe desarrollar planes y estrategias que eviten la expansión de la violencia y corrupción en los sectores vulnerables, especialmente de las autoridades del VRAE. Previo a ello, deberá ganarse la confianza de la población.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.