Defensoría presentó informe sobre Seguridad Ciudadana

La Defensoría del Pueblo presentó en el auditorio del municipio provincial de Leoncio Prado, su informe denominado “¿Ciudadanos desprotegidos? Estrategias para fortalecer el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana”, el cual analiza los avances y las dificultades presentadas durante la aplicación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana y sus instancias operativas, y formula recomendaciones para garantizar la paz social en el país.

De acuerdo con César Peña Ospina, responsable del módulo de la Defensoría del Pueblo en Leoncio Prado, la seguridad ciudadana es un tema de especial preocupación para su institución, dado que involucra la vigencia de los derechos a la vida, a la libertad y al patrimonio de las personas. Por esa razón, expresó que el trabajo de la Defensoría del Pueblo es supervisar a las entidades del Estado que deben encargarse de garantizar el respeto y la defensa de los derechos de la ciudadanía, para asegurar las condiciones idóneas para el progreso y bienestar de la sociedad.

Mira estas noticias relacionadas:

9 comentarios en “Defensoría presentó informe sobre Seguridad Ciudadana

  1. AL FIN DESPUES DE MAS DE 35 AÑOS SE HABLA NUEVAMENTE DE DEFENDER A LOS LEONCIOS PRADINOS ESPERO QUE SOLAMENTE NO SE ESPERE 35 AÑOS MAS PARA QUE SE HAGA REALIDAD
    TODOS LOS POLITICOS DESDE MANUEL ODRIA Y EL RESTO HAN PASA PROMETIENDO HACER 5 HOSPITALES 5 PUENTES 10 COLEGIOS 12 ESCUELAS Y 3 UNIVERSIDADES Y SOLAMENTE HAY LO QUE HAY YO COMO TINGALES QUE SOY LES DIGO A ESOS PERSONAJES QUE NO PROMETAN NADA Y HAGAN SIQUIERA UN 1.5 % Y VERAN QUE EL CIUDADANO TINGALES VA ESTAR MAS CONTENTO QUE CUANDO OFRECEN 1000 COSAS Y NADA QUE VER ESTE PUEBLO ES CREATIVO INTELIGENTE PREPARADO Y MEJOR DICHO NO LO ENGAÑEN CON SUS MENTIRAS PIADOSAS.

    GRACIAS Y QUE TODO SE CUMPLA

    Ricardo Centurión López
    TINGALES

  2. FELICITO A LA DEFENSORIA DEL PUEBLO, SIEMPRE DANDO LA INICIATIVA PARA GENERAR LOS GRANDES CAMBIOS QUE EL PAIS NECESITA, EN EL CASO DEL SISTEMA NACIONAL DE SEGURIDAD CIUDADANA, REALMENTE LE QUEDARON CORTAS SUS CRITICAS APRECIACIONES, EL PROBLEMA ES MUCHO MAS GRAVE DE LO QUE REALMENTE YA ES. LO CIERTO ES QUE ESTE TEMA SE HA POLITIZADO TANTO QUE AHORA MAS INTERESA LA IMAGEN, LA FOTO, EL AUDITORIO LLENO, LOS MEDIOS, LA DEMAGOGIA, LA PALABRERIA, QUE HACER ALGO PARA CONSOLIDAR REALMENTE UN SISTEMA DE SEGURIDAD CIUDADANA QUE VENZA A LA INSEGURIDAD, EL PELIGRO Y LOS RIESGOS QUE DIA A DIA SE HACEN MAS EVIDENTES. INVITO A VER MI BLOG CON UN ENSAYO SOBRE LA SEGURIDAD CIUDADANA EN EL PERU A PROPOSITO DEL INFORME QUE HA PUBLICADO LA DEFENSORIA DEL PUEBLO, EN LA SIGUIENTE DIRECION: http://seguridadciudadana.blogspot.es/

  3. ¿ALGUIEN SE ACUERDA DE LA POLICIA COMUNITARIA DE TRUJILLO?

    Por: Hugo MULLER SOLON (*)
    Ex – Defensor del Policía
    mullerabogados@hotmail.com

    I. Reforma Policial

    El cambio de época que ha llegado con el nuevo Gobierno al Perú debe necesariamente influir en las instituciones de la nación y en las reformas que sean pertinentes. Y en el tema de la Seguridad Ciudadana (tema central de la agenda pública en estos tiempos), se requiere urgentemente una convocatoria a la transformación institucional de la Policía Nacional del Perú (PNP). La Policía Nacional nació para establecer lazos de solidaridad con la comunidad, y esa es precisamente la función y la dinámica que hoy se debe impulsar a través de la implementación del Servicio de Patrullaje de Policía Comunitaria, alternativa que viene siendo utilizada exitosamente por muchos países en el mundo, para contener el implacable avance de la delincuencia y de los factores que facilitan su desarrollo; sin embargo a la luz de las experiencias internacionales, la Policía Nacional del Perú resulta siendo la única organización policial en América del Sur que no cuenta con Unidades de Patrullaje de Policía Comunitaria.

    II. Experiencias Internacionales de Seguridad Ciudadana

    Las políticas de Seguridad Ciudadana más actualizadas y exitosas que se vienen aplicando en todo el mundo, se caracterizan por su carácter integral, es decir, adecuadas para enfrentar el fenómeno de la delincuencia y la violencia mediante acciones preventivas que abarcan lo social, educacional, y lo urbanístico, así como el accionar policial preventivo – proactivo, represivo y el trabajo judicial y del Ministerio Público. Asimismo, dan importancia relevante a la participación de la comunidad en alianza estratégica con los Gobiernos Locales, con las autoridades en general y con las fuerzas vivas de la comunidad. Todo esto, se viene logrando de manera integral y sistémica con la intervención especializada de la Policía Comunitaria.

    III. La Policía Comunitaria una necesidad

    En estos tiempos, el cambio de estrategia por parte de la Policía Nacional para poder combatir el delito, es complementar su trabajo reactivo y represivo, con un sistema preventivo – proactivo en alianza con la comunidad y las autoridades locales, para lo cual se hace imprescindible y necesaria la creación oficial de la Policía Comunitaria (actualmente – increíblemente – no existe en la Policía Nacional ninguna Unidad Policial especializada destinada específicamente a la prevención del delito). Se trata de especializar en el siglo XXI a los elementos de la Policía Nacional a través de este importante componente de la reforma policial, para que aquellos policías que resulten seleccionados y luego de ser debidamente capacitados y entrenados en modelos de trabajo de Policía Comunitaria, puedan conformar Unidades de Patrullaje de Policía Comunitaria especializados en la prevención proactiva del delito desplazándose a pie o en motocicletas, para hacerse cargo de la seguridad y vigilancia de los barrios a donde sean asignados, bajo un esquema de trabajo policial totalmente diferente al modelo tradicional.

    Pero no es fácil llegar a la Policía Comunitaria, existe todo un proceso de cambio por recorrer, que pasa desde la selección del personal, el perfil, la capacitación, el estudio de la zona de trabajo, el equipamiento, los primeros contactos con la comunidad, las alianzas estratégicas, las redes de apoyo, la selección de programas definidos, los sistemas de evaluación de resultados, etc. , pero sobre todo la decisión policial para lograr un cambio de cultura organizacional, descentralización del servicio policial y el apoyo total a esta nueva modalidad del servicio policial. El policía comunitario es un agente policial de nuevo tipo.

    IV. ¿Alguien se acuerda de la Policía Comunitaria de Trujillo?

    La Policía Comunitaria, no es un contexto nuevo ni desconocido para la Policía Nacional del Perú, es una experiencia internacional que ya se puso en práctica en el Perú como Proyecto Piloto, durante los años 2003 – 2005 organizada y liderada por el Coronel PNP Hugo Muller Solòn al mando de 65 Policías Comunitarios. ¿Alguien se acuerda de la Policía Comunitaria de Trujillo? La Policía Comunitaria descentralizó la toma de decisiones de los mandos policiales a nivel de funcionarios locales (Comisarios), tomando en cuenta la opinión de los vecinos para la determinación de sus estrategias (Plan de Barrio) y enfrentando de manera proactiva los problemas de inseguridad, desarrollando una serie de Programas de Prevención Social y Prevención Situacional frente al delito, entre ellos recordamos: Cuadras Solidarias, Vecinos Vigilantes, Escuelas de Seguridad Ciudadana, Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana, Integración Familiar, Conversando con los Vecinos, Infractores Potenciales, Victimas Potenciales, Rescatando Valores, Aprender Jugando, Acción Cívica, Comunidad Segura, Observatorio de Seguridad Ciudadana, entre otros. Es decir, se trató de tener una Policía Comunitaria que se involucrara en la vida comunitaria de los barrios de la ciudad, y que desde adentro de esa vida comunal pudiera resguardar la seguridad ciudadana, como lo hizo en su oportunidad durante los años 2003 – 2005 en que cada uno de los 55 Territorios Vecinales de la ciudad de Trujillo, llegaron a tener sus respectivos Policías Comunitarios totalmente identificados con su comunidad. Lamentablemente la propia Policía Nacional del Perú no valoró el esfuerzo de esta exitosa experiencia y dos años después de haber iniciado sus funciones, el actual Director General de la Policía Nacional del Perú (General de Policía Octavio Salazar Miranda), la desactivó para priorizar el trabajo policial reactivo – represivo, conforme se viene aplicando hasta la fecha. Al año 2008, no existe en el Perú ninguna Unidad o Proyecto Piloto de Policía Comunitaria.

    V. La Hora de la Policía Comunitaria ha llegado.

    Este modelo de accionar policial, que representa un fuerte avance en las relaciones comunidad – autoridad local – policía y que conjuga adecuadamente la prevención del delito, con el trabajo reactivo y represivo que realiza la policía frente a la inseguridad ciudadana, tiene que convertirse en una realidad nacional.

    El PERU demanda una Policía Nacional que comprenda junto a su rol histórico de combatir el delito, el respeto irrestricto a los derechos humanos y a los derechos de la niñez, pero que además se convierta en garante de los derechos y libertades ciudadanas de las personas, es decir del derecho a transitar con tranquilidad, a mejorar su calidad de vida, a tener paz y tranquilidad en sus barrios, a tener una convivencia pacifica con sus vecinos, a sentirse seguro en sus casas y en sus centros de trabajo. La Policía Comunitaria, entendida como un Servicio de Patrullaje proactivo trabaja en todos estos aspectos y además propicia generar Cultura de Seguridad Ciudadana, para que cada ciudadano sea consciente del rol que le corresponde en la sociedad para mejorar los niveles de seguridad y convivencia pacifica. La Policía Comunitaria trabaja en la comunidad, con la comunidad y por la comunidad. La hora de la Policía Comunitaria no debe seguir haciéndose esperar, la hora de la Policía Comunitaria ya ha llegado.

    (*) Ex – Defensor del Policía (2005 – 2006). Abogado en ejercicio. Estando en servicio activo en la PNP con el Grado de Coronel PNP fue autor y director del Proyecto “POLICIA COMUNITARIA” de la ciudad de Trujillo – PERU (2003 – 2005), única experiencia de este tipo realizada en el Perú hasta la fecha.

  4. “EL PATRULLERO DE MI BARRIO”, LA TEORIA DE LA “VENTANAS ROTAS” Y LA “TOLERANCIA CERO”.
    Son respuestas a la inseguridad ciudadana que no garantizan eficacia en sus resultados

    Por:
    Enrique Hugo Muller Solòn
    Abogado
    Ex – Defensor del Policía (2005 – 2006)
    mullerabogados@hotmail.com

    El problema de la inseguridad en el PERU, viene provocando, entre otros muchos efectos, la elaboración y aplicación improvisada y difusa de estrategias ministeriales, policiales y de gobiernos locales, intentando cada una de ellas dar una respuesta inmediata a la comunidad que clama con justicia mayor Seguridad Ciudadana. Los últimos treinta años, en los cuales el problema de la inseguridad pública se ha instalado con tenebrosa solidez, han sido testigos de innumerables “programas” antidelictivos con resultados ciertamente desiguales en lo que se refiere a su eficacia. Todas pretenden prevenir y reducir la frecuencia o limitar la posibilidad de aparición de actividades criminales haciéndolas imposibles, más difíciles o menos probables, pero ninguna de ellas responde a un estudio de investigación serio, basado en experiencias anteriores, proyectos pilotos, medidores de gestiòn, u otra forma de garantizar su evaluación, sus resultados, su permanencia y su consolidación. Los expertos internacionales en temas de Seguridad Ciudadana, han integrado todos estos esfuerzos por mejorar la situación de criminalidad existente y que es común a todos los países de la región en cuatro grandes modelos internacionales de Seguridad Ciudadana.

    El primero de ellos se ha denominado de Prevención Social del Delito. Según esta corriente, la acción criminal florece a partir de un conjunto de factores anteriores a su perpetración, por lo que es necesario disminuir las tendencias criminales de la población considerada de riesgo orientada a interrumpir la carrera delictiva.

    El segundo modelo es el denominado “Prevención Situacional del Delito”. Supone el hecho de que los delincuentes no sólo requieren motivaciones sino también de una oportunidad respecto de la selección de blancos alcanzables que están en un momento concreto sin vigilancia o control social. Por lo tanto, si se trabaja consecuentemente sobre los mecanismos de control, será posible disminuir las conductas criminales en acto o en potencia, pues se han reducido las oportunidades para que ésta se manifieste.

    El tercer modelo, es el que se denomina “Prevención Multi – agenciada del Delito”. Se sustenta en el concepto de “responsabilidad ciudadana” para la prevención y disminución del crimen, basado en compromiso de diferentes agentes sociales en procesos descentralizados que logren superar el verticalismo estatal, a través de la conformación de Consejos o Comités de Seguridad Ciudadana.

    El cuarto modelo corresponde a la llamada “Prevención Comunitaria del Delito”, el cual surge como una posible alternativa viable en medio del debate en torno al eje articulador de las estrategias contra la delincuencia. En es rubro encontramos las teorías de la “Tolerancia Cero” y de “Las ventanas rotas”

    Dicho esto, y haciendo uso de mi derecho constitucional de libertad de opinión y en mi condición de ex – Defensor del Policía, puedo decir que todo parece ser que la inseguridad ciudadana seguirá siendo un problema creciente en el Perú, porque se siguen ensayando “Programas” carentes de sustento técnico, en algunos casos tratando de imitar experiencias internacionales, pero sin el soporte ni la infraestructura humana que le corresponde, porque ningún nuevo esquema de trabajo tendrá éxito, si no tenemos en cuenta al Policía, al profesional de la seguridad ciudadana, al experto, a la persona que llevará adelante estas nuevas estrategias; es el caso que el Señor Ministro del Interior Luis Alva Castro y el Señor Director General de la Policía Nacional del Perú Octavio Salazar Miranda, nos han anunciado como novedad para mejorar los niveles de seguridad ciudadana y reducir en 10% los niveles del índice de delitos cometidos en los tres primeros meses de implementado el “lanzamiento” del programa “El Patrullero de Mi Barrio” http://www.mininter.gob.pe/noticias/noticia.php?C_WC1Page=6&cat=1&sub=0&web=4427, estrategia policial que no es ninguna novedad en el Sector Interior ni en la Policía Nacional del Perú, porque este anuncio también lo hizo en su oportunidad el entonces Ministro del Interior Rómulo Pizarro Tomasio, noticia difundida el 24 de Febrero del 2006 en la Web del “Regional de Piura”, http://elregionalpiura.com.pe/archivonoticias2006/febrero_2006/febrero_24/regionales_24f.htm, y desde entonces a la fecha, la situación de inseguridad en el país es cada vez mayor.

    Programas como “El Patrullero de Mi Barrio” (copia incompleta del modelo internacional de POLICIA COMUNITARIA que por alguna razón no se le quiere presentar con el nombre que se le reconoce internacionalmente), la aplicación de las estrategias de las “ventanas rotas” o de “tolerancia cero” requieren en primer lugar antes de ser aplicado una total transformación gerencial de la policía que va a administrar y llevar adelante esta estrategia. El cambio de orientación de lo reactivo a lo proactivo, el acercamiento con las comunidades, el uso eficiente de la tecnología y la rendición de cuentas, no es un tema que puede estar ajeno a la ejecución de este Programa. No es fácil llegar a ser un Policía Proactivo, existe todo un proceso de cambio por recorrer, que pasa desde la selección del personal, el perfil, la capacitación, el estudio de la zona de trabajo, el equipamiento, los primeros contactos con la comunidad, las alianzas estratégicas, las redes de apoyo, la selección de programas definidos, la metodología a emplear, los sistemas de evaluación de resultados, etc. , pero sobre todo la decisión policial para lograr un cambio de cultura organizacional, descentralización del servicio policial y el apoyo total a esta nueva modalidad del servicio policial. El “Patrullero de mi Barrio” o “policía comunitaria” requiere contar necesariamente con agentes policiales de nuevo tipo.

    Este modelo de accionar policial proactivo, que representa un fuerte avance en las relaciones comunidad – autoridad local – policía y que conjuga adecuadamente la prevención del delito, con el trabajo reactivo y represivo que realiza la policía frente a la inseguridad ciudadana, tiene que convertirse en una realidad nacional pero no de manera improvisada, ni haciendo anuncios que de alguna manera pareciera que solamente pretenden mejorar la imagen del Sector Interior frente al incontenible avance de la criminalidad. El PERU demanda una Policía Nacional que comprenda junto a su rol histórico de combatir el delito, el respeto irrestricto a los derechos humanos y a los derechos de la niñez, pero que además se convierta en garante de los derechos y libertades ciudadanas de las personas, es decir del derecho a transitar con tranquilidad, a mejorar su calidad de vida, a tener paz y tranquilidad en sus barrios, a tener una convivencia pacifica con sus vecinos, a sentirse seguro en sus casas y en sus centros de trabajo.

    La Policía Comunitaria o si se le quiere llamar “El Patrullero de Mi Barrio”, debe ser entendida como un Servicio de Patrullaje proactivo que trabaje en todos estos aspectos y que además propicie generar Cultura de Seguridad Ciudadana, para que cada ciudadano sea consciente del rol que le corresponde en la sociedad para mejorar los niveles de seguridad y convivencia pacifica, pero no engañemos a la sociedad ni subestimemos a nuestros efectivos policiales, en nuestra Policía Nacional del Perú existen Policías (hombres y mujeres) deseosos de participar de estas nuevas experiencias, algunos de ellos con amplios conocimientos prácticos en la aplicación de la metodología proactiva que deben ser convocados como Instructores y capacitadores; si esto no es así, si no se cuenta con una verdadera voluntad de cambio en la Policía Nacional, si no se hace una selección previa, si no se facilitan a los integrantes de nuestra Policía de los instrumentos y de más habilidades para poder desarrollar esa tarea, para entender la diferencia, para entender que también se necesitan formas diferentes de ver las cosas y de trabajar con personas que posiblemente tengan que entender muchas cosas que desconocen, no se lograrán mejores resultados que de los hasta hoy existentes. El esfuerzo de la Policía Nacional del Perú tiene que pasar por eso. La formación y la capacitación es muy importante y creo que aún es escasa puesto que estamos frente a un nuevo discurso, el discurso proactivo; un discurso que no tienen aún muchos de los policías que se encuentran día a día en la calle. Traslado mis puntos de vista al Señor Ministro del Interior y al Director General de la Policía Nacional del Perú.

    (*) Ex – Defensor del Policía (2005 – 2006). Abogado en ejercicio. Estando en servicio activo en la PNP con el Grado de Coronel PNP fue autor y director del Proyecto “POLICIA COMUNITARIA” de la ciudad de Trujillo – PERU (2003 – 2005), única experiencia de este tipo realizada en el Perú hasta la fecha.

  5. ESTIMADO SR. CRNEL. SOY MAYOR SPNP EN ACTIVIDAD Y ME ENCUENTRO LLEVANDO EL CURSO COEM, ME GUSTARIA SABER SI SUS CONOCIMIENTOS Y EXPERIENCIAS LAS PUEDO ENCONTRAR EN ALGUN DOCUMENTO (LIBRO, PAG.WEB) PARA TENER MAYOR CONOCIMIENTO SOBRE EL PROYECTO DE “POLICIA COMUNITARIA” Y DONDE PUEDO ADQUIRIRLO.
    ATENTAMENTE,
    MAY.SPNP GIULIANA DEL CASTILLO VIDAL

  6. Hola Sr. Hugo Muller Solón felicito su interés por la labor en el tema de Seguridad Ciudadana, pues ahora es un tema en el que todos debemos comprometernos con la finalidad de lograr un desarrollo social y económico de los pueblos, pues nosotros formamos parte de las Juntas Vecinales de Seguridad Ciudadana del Distrito de Huamachuco, Provincia de Sánchez Carrión y me gustaria me mandará a mi correo: nelvick24@hotmail.com, información referente a la Base Legal que rigen a las Juntas vecinales para seguir adelante dentro del marco legal.

  7. El Informe Nº 132 es muy inportante y habre el debate sobre la situacion de la seguridad ciudadana y las acciones a seguir, los diversos enforques que se presentan desde las canteras de aquellos que tiene una fructifera actividad policial y desde la civilidad quien es la que reclama y va ha recibir los logros y errores que se cometan, todos los proyectos son perfectibles, el unico que no lo es, es aquel que no se ejecuta, en tal sentido bienbenidas todas las iniciativas para mejorar la seguridad ciudadana.

    seguridadciudadanasjl@yahoo.es

  8. La Policia Nacional de Colombia (PNC), nos ha legado en los ùltimos años, un benchmarking importante con respecto a servicios y procesos de trabajo en el àrea policial que le compete; y, que evidencian desde mi punto de vista las mejores pràcticas que a nivel sudamericano, junto con Chile, vienen adoptando las organizaciones policiales preocupadas por mejorar y/o actualizar sus sistemas de gestión y sobre todo evaluar sus resultados, tendiente todo ello a optimizar el control de la criminalidad trabajando coordinadamentre con la comunidad y sus autoridades locales, generando una mejor percepciòn de la seguridad ciudadana.
    http://defensordelpolicia.blogspot.es/img/comunitaria.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.