Cultivos de hoja de coca y el narcotráfico causan grave contaminación en la Amazonía

El narcotráfico origina irreparables daños en la salud y es la principal causa del clima de inseguridad y violencia en la Amazonía. Daña irreversiblemente el medio ambiente, pues genera la destrucción de bosques y la contaminación de ríos y suelos amazónicos, por las enormes cantidades de insumos químicos que se usan para producir droga.

Por efectos del incremento de los cultivos de hoja de coca, en los últimos 30 años se ha deforestado y quemado alrededor de 2.5 millones de hectáreas de bosques, ocasionando pérdidas de unos 4500 millones de dólares al país. A esta grave situación se suma la feroz contaminación que ocasiona la elaboración de droga, sobre todo si se sabe que de las 51,499 hectáreas de coca cultivadas en los valles cocaleros, el 93% se va directamente al narcotráfico.

Según el Informe de Naciones Unidas, sólo en el 2006, la producción de hoja de coca seca fue de 114 mil toneladas, con las que se elaboró 840 toneladas de pasta básica de cocaína y 280 toneladas de clorhidrato de cocaína. Semejante producción de droga requirió, para su elaboración, nada menos que seis millones y medio de litros de kerosene, 840 mil kilos de cal y 600 mil kilos de ácido sulfúrico, insumos químicos altamente tóxicos y dañinos que luego de ser usados, fueron arrojados impunemente en los cauces de los ríos, afectando la salud de los pobladores de la selva.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.