Con palos y sogas evitan caída de paredes y estructuras en ruinas de Vilcashuamán

Las construcciones incas de la provincia de Vilcashuamán, ubicadas a cuatro horas de viaje desde Huamanga, requieren una inmediata rehabilitación debido a que sus áreas rectangulares denominadas ushnu y callancas, se encuentran muy afectadas por la humedad y el paso del tiempo.

Los primeros reportes sobre la caída de muros arqueológicos en Vilcashuamán fueron reportados a inicios de marzo de este año, sin que hasta el momento ninguna autoridad haya asumido el cuidado de los restos incas.

Por su parte, el docente de la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, Yuri Cavero, invocó a las autoridades municipales y a los funcionarios del Instituto Nacional de Cultura de Ayacucho a tomar conciencia de la importancia histórica que los restos de Vilcashuamán tienen para el país.

Lo preocupante de esta situación es que los restos incas recibirán a centenares de turistas que llegarán para participar en las celebraciones del Vilcasraymi, que se realizarán el 26, 27 y 28 de julio, pese a encontrarse en riesgo de derrumbarse.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.