Denuncian mal estado de templos y robos sacrílegos en Ayacucho

La desidia de las autoridades de Ayacucho y la pasividad del Instituto Nacional de Cultura han derivado en el deterioro de los principales templos de la ciudad de las 33 iglesias. Un ejemplo se puede apreciar en la primera iglesia construida en Ayacucho y que contiene los restos de almagristas de la época de la conquista.

Asimismo, el templo de Soquiaccato está a punto de colapsar, pero no es el único problema. La escasa seguridad en las iglesias ha propiciado los robos sacrílegos, por lo que objetos de oro y plata van a parar a manos de sujetos inescrupulosos para luego venderlos a coleccionistas en el mercado negro.

El templo de Santo Domingo sufrió el robo de la corona de plata de la imagen de la Virgen Dolorosa, y similar suerte corrieron joyas de la catedral de Ayacucho. Hasta el momento, ambos robos no han sido esclarecidos por las autoridades pertinentes. A raíz de estos sucesos, un grupo de pobladores anunció que demandará ante las autoridades en Lima un mayor resguardo de los templos de la ciudad, dado que los responsables del INC han demostrado ineficiencia.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.