Tarjeta roja al proceso de evaluación

Increíblemente, después de que el gobierno sostuvo la importancia de evaluar a los maestros, con el fin de brindar una educación de calidad a los escolares, ahora se pretende estafar por -llamarlo de algún modo- a los docentes que con tanto esfuerzo se prepararon para aprobar sus exámenes.

Hoy se conoce el caso de algunos maestros que, aprobando el examen con puntajes de 16.20 y 16.40, se les niega la posibilidad de cubrir una plaza docente. Ello ocurre con Alina Feijoo Quispe, que al presentar sus documentos para postular a la segunda fase de la evaluación –que consiste en el dictado de una clase modelo en la UGEL Nº 7 del colegio Mercedes Indacochea en Barranco, Lima–, simplemente atinan a decirle que esas plazas no existen, pese a existir una lista publicada con el número de vacantes libres. Similar respuesta obtuvo Liliana Bereca, que al acudir al mismo plantel le respondieron que dicha lista está desactualizada.

Vayamos a la parte política del asunto. Algo que se ha dicho en el tema de la evaluación docente es que es optativa; es decir, quien desea lo puede dar. Y si se desaprueba tres veces, el Estado tiene la potestad de inhabilitar al maestro. Sin embargo, las pruebas nunca son entregadas a los maestros que las han resuelto, sólo reciben la calificación. Nunca se les explica en qué fallaron y en qué acertaron. Por lo tanto, se vulneran sus legítimos derechos a defenderse de las decisiones de la administración pública. ¿A qué se debe este tipo de atropellos?

Ante estos hechos, el viceministro de Educación, Idel Vexler, lamentó lo que viene sucediendo y dispuso, hasta donde se sabe, que la oficina de personal del Ministerio de Educación reciban los expedientes de las maestras agraviadas a fin de encontrar una pronta solución y evitar que este tipo de irregularidades vuelvan a ocurrir.

Cabe resaltar que un total de 3,337 docentes que rindieron la segunda prueba para el proceso de nombramiento obtuvieron una calificación mayor a 14. Y según el titular de Educación, actualmente existen más de 23 mil plazas docentes en todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.