Espectacular inauguración de las olimpiadas hace que por un momento se olviden las protestas

La ceremonia de casi cuatro horas de duración contempló en todo momento la milenaria cultura china. Las olimpiadas de Beijing comenzaron en un día mágico –para la cultura china-, el octavo día del octavo mes. Ello debido a que el sonido del número ocho es muy parecido a la palabra “prosperidad” en el idioma chino.

Li Ning, legendario gimnasta, fue el último relevo de la antorcha. Antes hubo otros siete sobre la pista. Un hilo lo elevó en el aire para luego empezar a correr por la pared y, consecuentemente, prender el pebetero olímpico.

Este es el mejor momento que China ha encontrado para mostrar el desarrollo económico, más allá del alto índice de contaminación que ha provocado que deportistas de Estados Unidos y Australia lleguen con mascarillas para evitar sentirse afectados por la polución.

Lo que por un momento pareció ser una controversia vigente durante estas olimpiadas, el conflicto con el Tíbet, parece haber quedado atrás —gracias a las extremas medidas de seguridad que han acompañado al evento, además de un control muy fuerte y represivo contra los medios de comunicación—, pese a lo cual se han registrado protestas de activistas a favor de un Tíbet Libre. No obstante, China apostó por la deportación. Así de fácil.

Los pocos peruanos que han conseguido llegar a las olimpíadas lo han hecho con recursos propios o de la empresa privada. Un aspecto que, para variar, no es ni será contemplado por el Gobierno Central. Pese a ello, nuestro presidente les deseó suerte a los atletas que competirán en Beijing. Si logramos una medalla será por mérito propio de los mejores embajadores que puede tener un país: los deportistas. Los verdaderos, claro está, aquellos que con sacrificio y esfuerzo logran sus metas. Ejemplos hay varios: uno reciente el del tenista Luis Horna en el torneo Roland Garrós y el de los hermanos Cori, campeones mundiales de ajedrez.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.