Empleados públicos de las Fuerzas Militares exigen, en Trujillo, homologación de sueldos

Apostados frente al Cuartel General del Ejército de Trujillo, el airado grupo de manifestantes del Sindicato Nacional de Empleados Públicos del Ejército del Perú, con pitos y palmas exigen que, finalmente, se les conceda la tan ansiada homologación, prometida en 1990 por Alan García, la cual nivelaría sus sueldos con los hombres y mujeres de uniforme: una marcada brecha económica de 700 soles.

Por este motivo, el gremio que abarca a más de 16 mil personas en todo el país, ha decidido paralizar sus labores indefinidamente, para que el gobierno ceda, además de la homologación, en sus peticiones del pago por concepto del Comité de Administración del Fondo de Asistencia y Estímulo (CAFAE), monto acumulado que asciende a 900 soles. Mientras tanto, ellos siguen protestando frente a su centro de trabajo, con la esperanza de que la justicia se aplique del modo más sincero.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.