La “inoportuna” y “rojimia” CVR, a cinco años de su Informe Final

Informe de la CVR ignorado y criticado por el Perú “oficial”, fue reconocido con diversas actividades en la Sierra Sur y en El Ojo que Llora, en Lima

Es significativo que en toda la sierra sur del Perú se haya celebrado con distintas actividades el quinto aniversario del Informe Final de la Comisión de La Verdad y Reconciliación. Documento controversial, para los partidos políticos que tuvieron responsabilidades –desde el gobierno y la oposición– durante el conflicto armado interno que vivió el país. Y documento condenable para aquellos que violaron los derechos humanos (o defendieron su violación) durante el periodo de la guerra interna. En cambio, este informe ha recibido el respaldo, en su momento, de diversos personajes de trayectoria claramente independiente. Es el caso de Mario Vargas Llosa y de otros a quienes nadie podrá calificar de “rojo” ni “caviar”, quienes han defendido tanto el informe como sus recomendaciones por sus propias convicciones democráticas, debido a que allí se proponen acciones que permitirán mantener y desarrollar la democracia en el país.

Pero más importante que este debate mediático y “oficial”, el valor de la CVR es que visibiliza hechos incómodos pero reales y que no son del pasado, sino que perviven en la vida diaria de cientos de miles de personas del Perú “real”, quienes padecen hasta hoy las consecuencias de esos aciagos años. Los hijos y nietos de muchas de las víctimas, ahora ya adultos, hacen estas incómodas preguntas: ¿cómo murió mi padre, madre o hermano/a? Y, sobre todo, ¿dónde está su tumba? ¿Dónde está enterrado? Y conducen a otras: ¿cómo murieron? ¿Por qué? ¿Quiénes lo mataron? Sumemos a aquellos que viven en silencio, calladamente, con estas apremiantes preguntas. Más aún cuando se siguen encontrando tumbas clandestinas, y se seguirán hallando, por la lenidad del Estado para seguir exhumando cientos de miles de cadáveres de pobladores andinos, muchos de ellos injustamente asesinados. Además, existen todavía comunidades donde conviven víctimas y victimarios. El evidenciar esta realidad es justamente la importancia y permanencia del trabajo realizado por la CVR. Mientras no se contesten estas preguntas, mientras no haya justicia, no habrá reconciliación.


200 niños y jóvenes de Abancay participan en concurso por quinto aniversario de la CVR

 

Al menos doscientos niños, jóvenes y adultos de Abancay se sumaron a la segunda edición del concurso Buscando la verdad, encontrando la igualdad. El evento se realizó en el marco del quinto aniversario de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. Asimismo, el concurso se desarrolló en el marco de la campaña contra la discriminación que llevan a cabo diferentes instituciones como la Asociación Pro Derechos Humanos —APRODEH—, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos y el Grupo Impulsor por la Igualdad (GIPI).

El concurso también denominado “En busca del tesoro” se inició en la Plaza de Armas para proseguir en diferentes tramos de la ciudad, a los que los participantes deberían llegar corriendo. La actividad terminó en el Parque de la Memoria de Villa Ampay. La iniciativa aborda también la discriminación, que es tan intensa que no genera mayor inquietud en muchos abanquinos. De esta forma, quien se encuentra en situación de mayor vulnerabilidad, no recibe solidaridad, sino desprecio.


Critican poco apoyo del gobierno para reparaciones para las víctimas de la violencia política en Pucallpa

 

Al recordarse cinco años del Informe Final de la Comisión de la Verdad, la Oficina Vicarial de Derechos Humanos desarrolló el forum “La reconciliación camino para la paz”. Los representantes del Comité Regional de Reparaciones cuestionaron el poco apoyo del Gobierno Central para cumplir con las reparaciones a las víctimas de la violencia política. En Ucayali, a fin de año, recién se culminará el Registro Único de Víctimas.

Al forum fueron invitados los representantes de las instituciones públicas con el objetivo de que se involucren en las reparaciones individuales y colectivas de la violencia política que desestabilizó la región Ucayali por más de una década. Por su parte, la responsable del Sistema Integral de Salud en Ucayali, Elisa Janampa, señaló que todos los familiares de las victimas podrán acceder al SIS y atenderse de manera inmediata.

Durante el mencionado encuentro se expusieron varios cuestionamientos al Gobierno, sobre todo en el cumplimiento de las recomendaciones del informe de la CVR y la demora en la judicialización de los crímenes perpetrados por personal de las Fuerzas Armadas.



Anuncian en Huanta que el RUV de la violencia política tiene más de 10 mil inscritos en todo el país

 

La oficina del Registro Único de Víctimas informó de los trabajos que viene realizando en nuestra provincia y a nivel nacional, respecto a la inscripción de las víctimas de la violencia terrorista que azotó el país por más de dos décadas. Se informó que hasta la fecha ya se han registrado a más de 10 mil personas y 3564 comunidades afectadas.

Esta labor se cumple como parte del proceso de construcción de memoria y búsqueda de justicia iniciado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación, a través del Consejo de Reparaciones o Ley del Plan Integral de Reparaciones, para posteriormente ser elevadas a la Comisión Multisectorial de Alto Nivel, otra entidad del Consejo de Ministros.

La inscripción es de manera sencilla. Sólo se pide llenar una ficha de registro y entregar la copia simple del DNI o partida de nacimiento o de bautizo, además de presentar la declaración jurada de una autoridad que confirme que, en la fecha y en la comunidad indicada, se produjeron crímenes cometidos por grupos subversivos o agentes del Estado.


Familiares de víctimas de la violencia piden en Ayacucho reparaciones individuales y no colectivas

 

Organizaciones de familiares de las víctimas asesinadas y desaparecidas por la violencia terrorista se concentraron en la Plaza Mayor de Ayacucho para demandar reparaciones individuales, mas no colectivas, al considerar que no son suficientes. Indicaron, además, que el proceso del registro de víctimas no ha avanzado como esperaban, incluso algunos no ha sido considerados.

Posteriormente, el padre Francisco Chamberlain, presidente de la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza de Ayacucho, convocó a los participantes a realizar un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas y bendijo las banderas de la paz. A la ceremonia asistieron las principales autoridades de la región Ayacucho, así como la representante del Consejo de Reparaciones, Pilar Coll. Las actividades culminaron con el izamiento de las banderas por la paz.


Realizan romería y recuerdan quinto aniversario del Informe Final de la CVR en Huanta

 

Con una sesión solemne, en el auditorio de la Municipalidad de Huanta, se recordó los cinco años de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

En la ceremonia, que también sirvió de homenaje a las víctimas de la violencia terrorista, participó Susana Cori, jefa del Área de Evaluación y Calificación del Consejo de Reparaciones, quien entregó certificados de inscripción en el Registro Único de Víctimas a René Santa Cruz, viuda del alcalde Víctor Yangalí, y a Margarita Patiño, viuda del periodista Hugo Bustíos Saavedra. Posteriormente, se llevó a cabo una romería al cementerio general de la ciudad.

En Huanta se cometió la mayor cantidad de asesinatos de civiles, convirtiéndola en uno de los escenarios de violencia de mayor intensidad en el departamento de Ayacucho, como consecuencia del accionar terrorista y de la respuesta indiscriminada de las Fuerzas Armadas.


Con misa por víctimas de la violencia política inician ceremonias por Informe de la CVR en Abancay

 

Con una misa en memoria de los víctimas de la violencia terrorista, se dio inicio al quinto aniversario de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación. Este evento contó con la participación de familiares de víctimas y autoridades de la región Apurímac.

Durante la ceremonia, el Consejo de Reparaciones entregó certificados de inscripción en el Registro Único de Víctimas a dieciséis deudos, quienes al mismo tiempo demandaron mayor celeridad en las reparaciones y atención por parte de las autoridades regionales.


Con danzas recuerdan quinto aniversario del informe de la CVR en Andahuaylas

 

Con la participación de grupos de danzas, familias afectadas por la violencia política recordaron el quinto aniversario de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación. En el marco de las recomendaciones, cabe señalar que la Municipalidad Provincial de Andahuaylas prioriza la atención de los afectados por la violencia política y sus reparaciones sociales, las cuales son incorporadas en el Plan Estratégico Provincial y el presupuesto participativo.

Asimismo, en la ciudad se ha conformado la Coordinadora Provincial de Organizaciones de Afectados que agrupa a 15 organizaciones de Andahuaylas y 8 de la provincia de Chincheros.


Realizan ceremonia por quinto aniversario del Informe de la CVR en El Ojo que Llora en Lima

 

El objetivo era rendir homenaje a las víctimas del conflicto armado interno que azotó el país por más de dos décadas. La actividad organizada por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos congregó a familiares y a instituciones defensoras de los derechos humanos.

Sin embargo, en momentos que el ex presidente de la Comisión de la Verdad, Salomón Lerner Febres, daba su discurso, el evento se vio empañado por un grupo de fujimoristas que invadió la ceremonia y pisoteó las fotos de las víctimas que estaban colocadas alrededor del monumento El Ojo que llora, ubicado en el Campo de Marte.

Frente a este hecho, la policía, en colaboración con los familiares, lograron retirar a los revoltosos, mientras que otro grupo de activistas desconcertados por lo sucedido intentaba volver a colocar las fotos y prender las velas envueltas en papel blanco con los nombres de las víctimas.


Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.