Mueren tres presuntos contrabandistas al estallar vehículo cargado con combustible en Tumbes

Una muerte terrible sufrieron tres presuntos contrabandistas en Tumbes, luego que el auto Dodge en el que transportaban petróleo y gasolina de contrabando se despistara y estallara, debido a la rotura de una llanta. La carga era de 400 galones de petróleo y 100 galones de gasolina, almacenados en bolsas y colocados en todos los asientos posteriores y la maletera del vehículo. Al romperse la llanta, el chofer no pudo controlar el auto, despistándose, chocando contra un muro de seguridad y luego estallando en una gran bola de fuego.

Las compañías de bomberos de Aguas Verdes y Zarumilla intentaron controlar el incendio por una hora pues toda la Panamericana Norte en el km. 1,281 estaba en llamas. Según los bomberos, el fuego alcanzó los mil grados, carbonizando vivos a las tres personas que iban adentro, sin darles tiempo de escapar del vehiculo.

El rescate fue penoso, pues se tuvo que utilizar palancas hidráulicas para rescatar los cuerpos totalmente calcinados e irreconocibles del chofer y los dos pasajeros. Las víctimas son Juan Muñoz Rodríguez de 42 años, Junior Janpier Chamba Muñoz de 19 y Charles Martínez Aponte de 27 años, el chofer e hijo de la propietaria del contrabando, Estela Aponte, quien lloraba desesperadamente su muerte.

Los cuerpos de los Muñoz se velaban en humildes viviendas ubicadas en el Barrio El Milagro y el de Charles Martínez en el Barrio de Pampa Grande. Uno de los familiares de Muñoz, su prima Miluska, se quejó por la falta de mantenimiento del carro por parte de la dueña, pues las llantas estaban gastadas. Mientras tanto el contrabando de combustible continúa en Tumbes a pesar del peligro existente, ya que en cualquier momento otro vehículo puede incendiarse dentro de la ciudad y provocar una gran desgracia.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.