Comunidades shipibas de Ucayali se reafirman en su oposición a normas que facilitan la inversión privada en sus territorios

En Pucallpa, la comunidad shipiba de San Francisco nos muestra detalles de su vida en la selva peruana. Ellos esperan que el Estado ayude a su labor de protección del ecosistema amazónico y, por ende, derogue aquellos decretos que facilitan la inversión privada en sus tierras. Acudimos a la comunidad Shipiba San Francisco a una hora en bote desde Yarinacocha.

El presidente de la Asociación de Canales Locales de Televisión del Perú – RED TV, Carlos Cárdenas, y representantes de la ONG Free Voice, se sumaron a nuestra travesía para seguir de cerca el trabajo periodístico de UTV canal 19 de Pucallpa. La comunidad visitada se encuentra conformada por aproximadamente dos mil shipibos y tiene 96 años de fundación. Actualmente, los shipibos se dedican a la artesanía y cerámica, trabajo realizado por las mujeres para ser ofertados a los turistas.

La comunidad cuenta con un colegio de nivel primario y secundario, en cuyas instalaciones los niños cantan en su dialecto. El juez de paz de la comunidad San Francisco nos manifestó que ellos han erradicado la delincuencia gracias a la aplicación de sus costumbres, dado que aquel que infringe las normas es castigado severamente. De otro lado, demandó el apoyo del Gobierno para seguir cuidando los bosques y, por ende, se deroguen los decretos que abarcan la denominada Ley de la Selva.

Proteger la supervivencia de las comunidades indígenas y amazónicas debe ser una prerrogativa del Estado, sobre todo teniendo en cuenta que los habitantes de diversas etnias son los que han protegido el ecosistema de la selva por años, el mismo que ayudará a combatir el calentamiento global si aplica una política medioambiental adecuada.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.