Niños y niñas de Chumbivilcas le dicen no a la violencia en campaña por los 5 años del Informe Final de la CVR

El 27 de agosto en Santo Tomás, capital de la provincia de Chumbivilcas (Cusco), se organizó La Maratón de la Lectura del Informe Final de la CVR, con niñas, niños y jóvenes estudiantes de las principales instituciones escolares primarias y secundarias de la zona, quienes masivamente asistieron a la Plaza de Armas de la provincia para decir: No a la violencia, no al maltrato a los pobres. Ellos hicieron un llamado a la paz entre todos los hermanos de la provincia y en general del país, al conmemorar el quinto aniversario de la entrega del Informe Final de la CVR, siendo la provincia de Chumbivilcas una de las zonas más golpeadas por el conflicto armado interno que azotó el país durante más de 20 años.

La Maratón de la Lectura consistió en que las distintas delegaciones de las instituciones educativas hicieran una lectura personal de algunos extractos del Informe Final de la CVR, sobre los hechos que ocurrieron durante la época de la violencia, o alguna frase o mensaje que más les hubiera impactado. Después de la lectura, dibujaron o dejaron su mensaje en una tela colgada en la plaza que fue acondicionada especialmente para dibujar o dejar algún mensaje referido al tema. Las más destacadas eran: “evitemos la violencia”, “más paz, menos violencia”, “no queremos desamparo, queremos protección a los niños y niñas”, “los niños queremos paz”. Sobre todo piden “un ambiente donde haya amor, comprensión y felicidad”. Otra forma de dar su mensaje fue en quechua y castellano, mediante el uso del micrófono hacia los asistentes.

Esta actividad fue impulsada por la organización de Afectados por la Violencia Política de Santo Tomás y la Vicaría de la Solidaridad de Sicuani. Asimismo, contó con el apoyo de las Defensoras Comunitarias y de la UGEL Chumbivilcas. A este acto conmemorativo asistieron más de 200 personas, entre niños, profesores y pueblo en general. Por otro lado, hubo una activa participación del estudiantado y los docentes del sector público y privado, y se hicieron entregas simbólicas de separadores de libros con mensajes y testimonios extraídos del Informe final de la CVR. Lo más valioso de esta actividad fue trabajar por primera vez con niños y estudiantes de las instituciones educativas de Chumbivilcas, una zona de la región Cusco que todavía sigue esperando por justicia y reparación. El mensaje que recogemos de estos pequeños es lo más valioso que significa vivir en un entorno de paz y respeto mutuo.

Jaime Borda Pari es miembro de la red de corresponsales de la revista Signos del Instituto Bartolomé de las Casas.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.