Huancavelica: entre el empobrecimiento, la esperanza y los desafíos

huancavelica-ninosLa otrora tierra del mercurio sigue siendo, de acuerdo a los índices estadísticos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la región más empobrecida del Perú. Esto se confirma viviendo el día a día en medio de la gente, las comunidades y las instituciones de la región. Cuando decimos empobrecimiento y no pobreza, es porque esta región no es pobre, sino empobrecida. Huancavelica es rica en recursos naturales: animales, vegetales y minerales. Para su comprobación, veamos que en esta región operan las principales empresas mineras del país. Huancavelica cuenta con casi medio millón de habitantes, de los cuales el 80% vive en situación de empobrecimiento extremo, pero quieren dejar de serlo. Por su parte, el Estado sigue ausente, o su presencia es poco grata para la población, que en su mayoría percibe de parte del Estado el maltrato, la discriminación, el desencuentro y la ineficiencia. Por estas razones, Huancavelica sigue siendo una región poco incorporada al resto del país. Asimismo, el ser quechuahablante no significa para la población una posición lingüística que les permita desarrollarse e identificarse plenamente con lo que SON. Ser quechuahablante sigue siendo sinónimo de población marginal e incomprendida. Sobre su tasa de fecundidad, tener tantos hijos resulta grotesco y casi animalesco, por eso se les sigue diciendo a las mujeres que “paren como cuyes”.

De otro lado, la dación del Decreto Legislativo N° 1015 (felizmente no aprobado por el Congreso) resulta para los comuneros una ley anti-comunidad, con lo cual se sienten desprotegidos y al borde de la extinción como comunidad, lo que pone en grave riesgo su identidad cultural, sus tierras y atenta contra la autonomía de las comunidades campesinas reconocidas por la Constitución del Perú. Sin embargo, pese a que el panorama es desalentador a todo nivel, los huancavelicanos de a pie no se dejan derrotar y viven para luchar y acabar con la etiqueta que llevan durante muchos años: “pobres”. Esa condición ingrata e injusta que nadie quiere tener.

Por eso también se requiere que el Estado, las ONGs y todas y todos eliminemos la actitud de ponernos por encima de esta región, y más bien optemos por acompañarlos en sus luchas por alcanzar un mejor estándar de desarrollo humano. Los retos son desbordantes, pero también desafiantes porque implica articular de modo sostenible, ético y creíble, políticas nacionales, regionales y locales dirigidas a eliminar el empobrecimiento y lograr el desarrollo humano que quiere y necesita Huancavelica. Esto no se debe limitar solamente a la tarea que se propone el Estado desarrollando el Programa Juntos a nivel regional, sino que las mejoras deben encaminarse, sobre todo, a otorgar mejores servicios de salud, educación, infraestructura, carreteras, comunicaciones, electrificación, agua, sanitarios, derechos humanos y calidad de vida. Todos estos servicios en condiciones óptimas.

Es diferente ser peruano o peruana desde Huancavelica. Para sentir y vivir como ellos se requiere de una inclusión de ida y vuelta. Sólo así, sentirán que son peruanos y peruanas como los otros. También así, todos sentiremos que no seremos completos si no incorporamos en nuestra vida e interés a Huancavelica, fundada como Villa Rica de Oropesa, el 4 de agosto de 1571 por la real orden del Virrey Toledo Conde de Oropesa.

Nilton Velazco integra la red de corresponsales de la revista Signos del Instituto Bartolomé de las Casas.

Mira estas noticias relacionadas:

3 comentarios en “Huancavelica: entre el empobrecimiento, la esperanza y los desafíos

  1. la real situación de nuestros de la sierra aquejan muchos problemas y hay que integrarse para lograr la visión de cambiar nuestro mejor bienestar, desde luego no somos pobres sino mucho mejor que eso

    1. Hola paisanos desde venezuela una antina Huancavelicana les saluda, pues en parte es cierto que hay mucho huancavelicanos que viven en la pobreza, como tambien hay muchos que viven bien, yo puedo afirmar que los Antinos siempre hemos sido progresistas, al igual que los de huayanay, paucara, acobamba, rosario y todas esas partes yo me acuerdo como los de huayanay venian a estudiar a Anta donde habia colegio a las 5 de la mañana y yo se que despues triunfaron, definitivamente para poder progresar hay que estudiar, pero como en el mundo entero siempre habra gente sacrificada que quiere vivir bien y siempre gente que no quiere hacer nada ni surgir, entonces eso no es culpa de los gobernantes sino de nosotros mismos, el que quiere vivir bien y comodo lo puede lograr pero siempre tenemos que sacrificarnos, yo vivo en venezuela tengo una casa bonita con terreno grande donde he sembrado lucuma, guindas, Eucaliptus, tengo un buen trabajo pero todos los dias me tengo que levantar a las 4:30 de la mañana, espero que me entiendan, hasta luego mis paisitas queridos, yo me siento orgullosa de mis raices Incas y bueno españoles no tanto, chao.

  2. Sobre la situacion de Huancavelica, para impulsar el desarrollo integral del departamento, se necesita mejorar las vias de comunicación articular con carreteras las siete provincias, ya que a partir de alli se reduce los costos de transporte de alimentos, materiales de construcción, y otros bienes, viabiliza la inversion en turismo. y tambien se necesita proporcionar de energia electrica a las poblaciones distritos alejados. que hacemos con computadoras, equipos medicos en las postas si no hay energia. cuando hay energia electrica se impulsa la pequeña industria que mejora el ingreso de los pobladores y si ademas se tienen carreteras buenas, el resultado es optimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.