El patológico lastre del racismo

El racismo es una forma de discriminación de las personas recurriendo a motivos como el tono de piel u otras características físicas e ideológicas; casi siempre las actitudes y los valores y sistemas racistas establecen un orden jerárquico donde el grupo dominante normalmente muestra sentimientos de odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros. Contra ello, existe una red de organizaciones no gubernamentales, denominada ENAR, que tiene por misión luchar contra el racismo y la discriminación, para fomentar la igualdad de trato entre ciudadanos de la Unión Europea y el resto de los países.

Son muchos los sudamericanos que decidieron ir para trabajar y vivir en España, donde los actos de racismo y discriminación son principalmente en el aspecto laboral y de vivienda. ¿Qué preocupa a los españoles para amerreter contra los inmigrantes -más aún- si son peruanos, ecuatorianos o bolivianos? Al parecer la sensación de inseguridad y percepción del incremento de la delincuencia, la sensación de injusticia económica y el miedo al cambio de costumbres y usos propios, son algunas de las razones del desequilibrio mental en relación al tema en cuestión. No obstante, cierto porcentaje de españoles reconoce necesaria la llegada de personas extranjeras al País Vasco; aún cuando más de la mitad de la población lo considera como un problema de inmigración donde fácìlmente aceptan sueldos bajos, lo cual significa un descenso en los salarios para todos teniendo en cuenta que los que más sufren esta penosa y absurda realidad son las personas indocumentadas, es decir, unas 600.000 en la actualidad.

En el año 2001, la Ley de Extranjería fue cambiada en tres oportunidades y cada vez se han incluido normas más discriminatorias. Un ejemplo de ello es que en la última reforma legal se estableció que sus inscripciones en los ayuntamientos donde viven, caducan a los dos años, no tienendo los mismos derechos que los españoles.

En cuanto al tratamiento que los medios de comunicación españoles le brindan a este tema, es más lamentable aún. Cuando al producirse algún suceso, “si el causante es un extranjero”, se dice casi siempre su nacionalidad estigmatizando a su comunidad, lo que genera un sentimiento negativo de los españoles hacia los inmigrantes. En los últimos dos meses, se han venido registrando 13 casos “conocidos” de peruanos que fueron agredidos injustamente por la policía actuando de manera arbitraria, contra ellos para luego en aras de su condición de “autoridad” argumentar todo lo contrario. Se sabe que estos casos se suele dar casi a diario; sin embargo, muchos de los agredidos no denuncian estos actos por miedo, ya que la policía española tiene la potestad de poder tramitar una deportación.

Cada 21 de marzo se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial decretado por la Organización de Naciones Unidas. Pero, pese a defender la igualdad entre las personas, independientemente de su origen, es una misión que cada día se torna más complicada, por lo que se vienen multiplicando los actos de racismo y discriminación a muchos extranjeros sudamericanos que tomaron la decisión de dejar su país.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.