Ex ministro Herrera Descalzi denuncian presunta subvaluación en concesión de lote gasífero

Durante la concesión de lote 56, ubicado en el valle del bajo Urubamba, en Cusco, se habrían producido algunas irregularidades. Según el ex ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, el valor del yacimiento, calculado en función a las reservas, era de 18 mil millones de dólares y fue concedido a los actuales operadores en desmedro del patrimonio nacional.

“Uno no puede dar 18 mil millones de dólares gratuitamente a alguien a dedo y gratuitamente, no recibiendo nada. Ese es un tema irregular. Segundo me parece irregular, absolutamente irregular entregar como si fuese exploración un lote donde ya habían reservas probadas”, expresó.

En 1987 y 1998, las compañías Shell y Mobil realizaron exploraciones dentro del lote 56, en donde se ubican los yacimientos de Mipaya y Pagoreni. Las reservas descubiertas, en ese entonces, se calcularon en 3 trillones de pies cúbicos de gas natural y 220 millones de barriles de líquidos del gas natural.

“La primera vez que escuché, que leí el tema del Lote 56 y me pareció un contrato infame para el Perú y lo dije así y sigo considerando un contrato infame contra el Perú. Pude leer, tiempo después, que la empresa que se hizo del derecho de ese yacimiento, vendió 20% del derecho y por el derecho recibió una cifra del orden de los 300 millones d5e dólares”, subrayó.

Mira estas noticias relacionadas:

Un comentario en “Ex ministro Herrera Descalzi denuncian presunta subvaluación en concesión de lote gasífero

  1. Recuerdo que una vez, en 1998 mas o menos, cuando era periodista del diario El Sol, un alto funcionario de Elf, compañía francesa que pretendía entrar a competencia por Camisea me dijo en el restaurante Bonaparte de San Isidro, Lima, que podía preguntar a ministros, congresistas, etc. cuales eran las reservas probadas de los lotes 88 y 56.
    Curiosamente, la respuenta nunca llegó. Años después, doy plenamente razón al señor Descalzi, ahora que se sabe plenamente que SI se sabían cuáles eran estas reservas pero que todos callaban.
    Por otra parte, pienso que es hora de investigar cómo, de que manera entró al consorcio Camisea la empresa argelina, Sonatrach.
    Ustedes saben que es una empresa estatal, del régimen dudoso de Buteflika, para muchos,un dictador musulmán, el cual habría recibido el veto de Elian Karp por cuestiones familiares de antaño.
    ¿De que manera se normalizaron las relaciones entre Perú y Argelia? Me dicen que se abrieron las relaciones con Argelia para que pueda ingresar Sonatrach, una decisión geopolítica comercial del mundo árabe, una pica en Flandes de Sudamérica.
    Esta es una segunda empresa árabe muy estratégica en la zona, pues la otra ese puerto del Callao, en manos de Dubai, otro país árabe.
    Que sabemos. Sonatrach ha roto contrato con Repsol en Europa.
    No tienen a Latinoamérica entre sus ámbitos de influencia. ¿Por que, como entró, por donde inicia su entrada? Por Perú.
    Igual que los aviones Mig 29, que llegaron a sudamérica por el Perú de Fujimori.
    Sería bueno revisar cuantas invitaciones a Argelia tienen nuestros funcionarios y ver por que Sonatrach viene haciendo migas con el futuro candidato presidencial y actual alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, al punto que nos chismean que en zonas de influencia de Camisea, Sonatrach quiere abrir los hospitales de la solidaridad, símbolo de su gestión municipal. Naturalmente, no con su dinero pues ya vimos las computadoras malas que donaron a los colegios de alternancia de la zona, compartiendo así “su pobreza” con las esforzadas autoridades y pobladores de Echarate. Esta arrogancia es excesiva.
    si se debe relacionar el modus operandi de los petroaudios con la concesión y cambio de reglas de Camisea. Es urgente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.