Más de 300 presidentes comunales se reúnen en Abancay

En Abancay, se llevó a cabo la Primera Cumbre Regional de Comunidades Campesinas, evento que sirvió para que más de trescientos presidentes comunales analicen la política agraria regional, los derechos de la propiedad comunal, así como la defensa de los recursos naturales y la protección del medio ambiente.

Mira estas noticias relacionadas:

4 comentarios en “Más de 300 presidentes comunales se reúnen en Abancay

  1. el I CUMBRE REGIONAL DE COMUNIDADES CAMPESINAS EN REGION APURIMAC,se desarrolló con la asistencia mas de 300 Gobiernos Comunales que todos expresaron que,es una muestra de proponer nueva vida organica que vive el mundo rural,por que el modelo actual del pais casi nada tiene en consideracion a los pueblos originarios o indigenas,La Federacion Unica de Campesinos de Grau,felicita este evento como iniciativa y dio alivio a los presidentes comunales de la Region de Apurimac de conservar y preservar la identidad ancestral heredados desde la civilizacion antes que existiera el Estado,lo mismo de hacer respetar el territorio comunal acogiendo a las Leyes concordantes de los tratados internacionales que defienden a los pueblos indigenas del mundo entero.
    Atte.
    CARLOS AGUILAR MARIACA.
    SECRETARIO GENERAL
    FEDERACION UNICA DE CAMPESINOS DE GRAU-APURIMAC.

  2. Como Apurimeño felicitar esta iniciativa de trabajo que va en pro de los más que somos en Apurimac, pero al mismo tiempo dejar como reflexión, sobre el conformismo que debora a miles de campesinos, y con esta postura solamente bujscan de proyectos que les den todo, conviertiendose en un asistencialismo boraz, y que este hecho convierte a una gran cantidad de instituciones, a seguir lucrando con la mala decisión que hacen los hombres del campo, esto es lo que quisieramos que de verdad cambién en actitud, nuestros hermanos del camppo, este el deseo de quienes de verdad buscamos y deseamos el cambio, traducido en mejores condicionesd de vida; y todo esto tiene que nacer desde el real deso de los campesinos, no de la necesidad que le inventan los políticos, para luego convertirlos en carne de cañon de sus interes indecentes.
    Una de las alternativas que queda para salir de este atolladero, es saber vivir en sociedad y armonía, lo cual nos permitira, buscar mayores logros en conjunto, hay si dejamos de ser egoistas, y dejamos der couvinistaS, cosa que en apurimac está patentado, mas por los hermanos de Andahuaylas, seguidos por los de abancay y que este hecho va en desmedro de las de´más provincias de Apurimac.
    Felicito este medio, y que sirva como un instrumento de reflexion para ir mejorando nuestra condición de ciudadanos. y bien que digan que no sea con insultos ni mentiras, sino con propuestas. todos juntandonos de verdad podemos hacer un pais mucho mas maravilloso

    Gallo.

  3. Un comentario reflexiva, hermanos campesinos apurimeños…
    Otro producto de los Andes es que no permitió el esclavismo. Mientras que en Europa el desarrollo de la agricultura y la ganadería influyeron en la organización esclavista de la humanidad, en los Andes no sucedió así, ese desarrollo devino en nuevas formas de colectivismo, como fueron las civilizaciones Chavín, Tiawanaco, Wari, Nasca, Paracas, Mochica, Chavín, etc., hasta llegar al Tawantinsuyo, que era una confederación de naciones (no “imperio” como lo calificaron los invasores incapaces de concebir un estado tan extenso que no lo fuera) que abarcaba desde la actual Colombia hasta Argentina y Chile. La célula de esa organización continuó siendo el “ayllu” o comunidad campesina, ese organismo colectivista perdura, con un elevado criterio de democracia.

    La agricultura estaba organizada por cuencas y microcuencas. Estaba muy desarrollado el sistema de canales, de caminos, de almacenes distribuidos en todo el territorio en los que se guardaba los alimentos en conserva, con el objeto de tener reservas que fueran utilizadas cuando el rigor climático afectara las cosechas.

    Si se determinaba que un territorio era apto para terrazas de maizales, se enviaba gente para poblarla. Un ejemplo del dominio de la biodiversidad se daba en que una comunidad de media altura tenía parte de su población trabajando temporalmente en la altura criando alpacas y otra parte en la zona tropical cultivando coca.

    Atentamente:

    Prof. JULIO HUARANCCA CARBAJAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.