Pobladores destruyen comisaría de Nueva Cajamarca luego que policía usara bombas lacrimógenas durante desalojo

La población de Nueva Cajamarca no pudo soportar que niños inocentes sean las víctimas de las bombas lacrimógenas lanzadas a consecuencia de un desalojo y, de manera enardecida, se lanzaron contra el local policial. Hubo víctimas como Pedro Bustos Valles, quien recibió un disparo en la cara. Su hermana dice que al ver la multitud junto a la comisaría se detuvo en su trimóvil para mirar cuando de pronto empezaron los disparos. Uno de ellos le cayó en la cara dejándolo inconsciente.

Una ambulancia llevó al joven herido a Tarapoto. El trabajador del Ministerio de Salud que lo condujo, señaló que todo empezó por una orden de desalojo del Poder Judicial a un menor de edad, medida interpuesta por sus propios hermanastros. Los familiares del menor se opusieron y la policía lanzó bombas lacrimógenas que cayeron cerca de dos colegios asfixiando a los niños y provocó la airada reacción.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.