Niño Nakaq sale en procesión del templo del arco en Ayacucho

Una de las procesiones que va cobrando relevancia en Ayacucho es la procesión del denominado Niño Nakaq o Niño del buen morir, imagen muy querida y respetada por la población ayacuchana. Su festividad se realiza cada dos de noviembre. Según algunos fieles, el Niño Nakaq ha realizado varios milagros. Las procesiones de la Virgen del Pilar y el Niño Nakaq salen del templo de El Arco que se encuentra ubicado en la plazoleta María Parado de Bellido.

Esta iglesia se construyó en el siglo diecisiete de forma rectangular y de una sola nave con dos torres, destacando sus campanarios construidos de ladrillo. Fue edificado en honor y devoción a la Santísima Cruz. La fachada es sencilla y sobre el cuadro de entrada aparece el cronograma Jesuita. En mayor de 1822, en los exteriores de este recinto religioso, fue fusilada María Parado de Bellido.

Algunos antropólogos han documentado el uso de la imagen del Niño Nakaq como despedida para los muertos. La imagen del Niño Jesús con un puñal en la mano, suele ponerse junto al lecho del enfermo muy grave para ser bendecido antes de dejar este mundo.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.