Huelga cocalera pasó desapercibida en Aucayacu y Tingo María

Un completo fracaso resultó la anunciada huelga cocalera. No hubo ausencias en los colegios y los locales comerciales y los mercados de abastos atendieron normalmente. El transporte urbano no tuvo ningún contratiempo. El transporte interprovincial sufrió una leve restricción en la madrugada, pero luego normalizó sus actividades.

Entre tanto, las fuerzas policiales reforzaron la seguridad en las principales calles y puntos estratégicos de la ciudad, como el mercado de abastos y los diferentes centros educativos, para evitar que se produzcan actos que afecten la tranquilidad pública.

En Aucayacu la situación fue exactamente similar. Desde muy temprano, mototaxistas y vendedores ambulantes comenzaron a desplazarse por diferentes puntos de la localidad y el centro de abastos atendió normalmente al público en general.

Únicamente el Consorcio Selva Central, que ejecuta trabajos de refacción de la carretera Fernando Belaunde, paralizó sus labores diarias en previsión de posibles desmanes de los cocaleros, y optó por otorgar el día libre a sus trabajadores poniendo a buen recaudo sus maquinarias.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.