Periodistas debatieron sobre el uso de fuentes obtenidas ilegítimamente en el tema de los “petroaudios”

Por otro lado, la discusión sobre el asunto de los petroaudios se centró en si era legítimo la divulgación de audios obtenidos ilícitamente. Algunos periodistas se mostraron en contra de tal proceder, mientras que otros lo defendieron, pero bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, Mirko Lauer, en el conversatorio realizado por el Instituto Prensa y Sociedad, cuestionó el valor de estas fuentes.

Según él, se ha exagerado la cobertura de los petroaudios ya que éstos sólo han demostrado responsabilidades en los dos personajes chuponeados, pero ningún fiscal ha abierto investigación a los demás funcionarios mencionados en esos audios, lo que demuestra que el uso de esas fuentes ilícitas no contribuyen a revelar la verdad. Un punto de vista distinto fue argumentado por Gustavo Gorriti, quien explicó casos en que fuentes ilícitas sirvieron de base para demostrar delitos de corrupción, siempre que fueran corroboradas por otras. Por su parte, la opinión de Augusto Álvarez sobre este asunto fue muy sucinta. Dijo que el gobierno tiene amigos en la prensa y ahora quiere tener más.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.