Niño de seis años se electrocuta por evitar ser mojado por carnavales en Ayacucho

Marco Llalliri Bellido, de sólo seis años, jugaba carnavales en el colegio Mariscal Cáceres. Sin embargo, producto de una travesura, se electrocutó. Él se escondió en una subestación de Electrocentro al intentar escapar de sus compañeros de juego que pretendían mojarlo. Tras el accidente, el menor resultó con quemaduras múltiples de tercer grado, tanto en el brazo derecho como el rostro.

Debido a la gravedad de sus lesiones, Marco fue trasladado primero al Hospital Regional de Ayacucho, y luego al Instituto de Salud del Niño en Lima. La subestación eléctrica instalada en el centro educativo Mariscal Cáceres, según indican los docentes, es un cuarto oscuro que es utilizado casi siempre por los estudiantes para esconderse y no asistir a sus clases.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.