Nuevo lote de petroaudios disponibles en Internet aumentan indicios de corrupción

El escándalo de los petroaudios sigue removiendo al gobierno aprista. El periodista Pablo O’Brien entregó 86 nuevos audios al juez anticorrupción Jorge Barreto, luego de colgar en Internet las grabaciones entre el ex ministro Rómulo León Alegría y varios personajes, luego publicadas en una pagina de Internet por O’Brien y el periodista del Blog Útero de Marita, Marco Sifuentes. “Internet ofrecía la posibilidad de subir (los audios) en su integridad para que cualquiera acceda, los escuche, los lea, lea las transcripciones. Para que no crean que es como una especie de campaña de que va a estar soltando los audios uno después de otro entonces el único sitio donde se podían soltar todos a la vez para que no se diga como la vez pasada se dijo que era una campaña que estaba dosificando la información a propósito entonces era Internet el único medio donde se podía hacer eso”, explicó.

Si bien para Sifuentes este nuevo paquete de audios no ofrece aportes suficientes como para vincular a ex ministros del gabinete Del Castillo con supuestos actos de corrupción, sí se demuestra que tanto Rómulo León Alegría como Alberto Quimper negociaron ilegalmente la concesión de lotes petroleros, gasíferos y otros negocios de pequeña envergadura. “Lo más importante de estos audios es que demuestran fehacientemente que en la adquisición de estos lotes si hubo una trafa, si hubo una estafa si hubo corrupción, que es algo que incluso la misma Luciana León ha salido a decir que ya esta demostrado que su padre sólo habla de más. Creo que estos audios aportan un montón de indicios más a la investigación que está haciendo el juez Barreto para determinar que efectivamente hubo una trafa bastante grande con estos lotes y además aporta indicios pequeños de un montón de otros pequeños faenoncitos”, agregó.

Es importante tener en cuenta que, a pesar de que León Alegría y Quimper se encuentran en prisión, ello no ha significado un avance en la judicialización del proceso. Asimismo, la computadora de León no ha pasado por el peritaje judicial respectivo y, por tanto, se corre el riesgo de que el disco duro sea sustraído o adulterado en su información.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.