Asesinan a estudiante universitario y ex presidiario cerca de plaza de Armas de Trujillo

Dos personas muertas y un herido fue el saldo de una sangrienta balacera en la entrada de un local ubicado en la Av. Túpac Amaru, frente al Cementerio Miraflores. El móvil del crimen, sería un ajuste de cuentas con Antonio Castillo Sánchez de 42 años, alias “El brujo”, que trabajaba como seguridad del local y a quien, según testigos, los sicarios dispararon a quemarropa.

Eran las 6 de la mañana, cuando junto a Antonio Castillo se encontraba el taxista Alberto Velásquez Hernández de 34 años, quien se salvo morir, solo resultando herido de bala en la cara y el brazo izquierdo. A la misma hora, salía del local, acompañado de una mujer, Juan Ricardo Moncada Peralta de 30 años, quien fue alcanzado por los proyectiles, muriendo en instantes.

Hasta el lugar, llegaron peritos de criminalística y la fiscal Ana Vigo para el levantamiento del cadáver. Mientras tanto en el Hospital Belén, familiares de Castillo Sánchez, se enteraban de su deceso y culpaban de su muerte a una supuesta amante que habría tratado de separarlo de su esposa y sus 05 pequeños hijos, con quienes vivía en Florencia de Mora.

La policía ya ha capturado a los posibles responsables, quienes pertenecian a la banda “Los niños terribles de Wichinzao”. Entre ellos se encuentran: Christian Martínez Caicedo de 18 años, alias “chancho quemado”, Leoncio Evangelista Escobedo de 24 años, alias “gato seco” y César De La Cruz Carbonel de 18 años, alias “chompiras”. Según testigos ellos descendieron de un taxi station wagon de placa adulterada sir-414.

El caso ya se encuentra en manos de la policía, sin embargo los familiares juran venganza.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.