Federaciones indígenas se dividen por presuntos malos manejos de dineros provenientes de ayuda internacional

La AIDESEP, asociación constituida por once federaciones indígenas se encuentra dividida. Ocho de las federaciones han expulsado a la presidenta Deisy Zapata, acusándola de presuntos malos manejos económicos. Por ello, los asociados se reunieron por tres días consecutivos para elegir a su nuevo Consejo Directivo. Durante la cita, algunos nativos denunciaron haber sido golpeados; además de recibir amenazas de muerte. Mientras tanto, los expulsados de AIDESEP, acusaron a la comunidad shipiba de pretender ocupar los cargos gerenciales y dejar de lado a las etnias de Purus, Oventeni y del Gran Pajonal de origen Asháninka. En paralelo, un grupo de nativos cuestionó la pelea de los dirigentes; mientras que los bosques vienen siendo deforestados por transnacionales y taladores ilegales.

La problemática de las comunidades indígenas es conocida. La ayuda internacional captada por la agrupación que los representa, no habría sido conveniente desembolsada; dado que existen varias comunidades nativas inmersas en la extrema pobreza.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.