Comunidades indígenas se encuentran aisladas, sostiene Obispo de Yurimaguas

Ante el problema de tierras surgido entre los poblados indígenas y las compañías extractoras, Monseñor José Luis Astigarraga, Obispo de Yurimaguas, sostuvo que la ausencia del Estado y la presunta corrupción que existiría en instituciones como el INRENA facilitarían la exclusión social de las comunidades. “El Estado, las agencias y los organismos estatales que tienen que velar por el bien de la ciudadanía de un pueblo, no toman cartas en el asunto. Y eso que se suele decir la ausencia del Estado, es la pura verdad porque a la hora del reclamo, a la hora en que uno se acerca a las personas que tendrían que tomar cartas en el asunto y actuar con firmeza, entonces no actúan”.

Asimismo, el obispo señaló la imposibilidad de un acuerdo entre comunidades y Estado, mientras no se ordenen las demarcaciones territoriales de los distritos. “Tiene que haber un ordenamiento y si no hay ordenamiento no hay nada que hacer. Para el ordenamiento hay que hacer las demarcaciones territoriales de los distritos, comunidades, de los caseríos. Mientras no se pare todo este asunto de otorgar concesiones y no se ordene el territorio, es que estamos perdidos”.

Astigarraga señaló, además, que la ausencia de diálogo y la falta de confianza entre la población y las empresas, es un factor que propicia los conflictos sociales. Asimismo, lamentó las amenazas recibidas por el padre Manuel Bartolini luego de denunciar la concesión de 20 mil hectáreas de bosque a la empresa Palmas del Caynarachi del Grupo Romero, uno de los consorcios más poderosos del país.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.