Situación de los pueblos indígenas de Sudamérica no ha mejorado, sostienen expertos

¿Qué está pasando con los derechos de los pueblos indígenas? Esta pregunta sirvió de referente para que la Defensoría del Pueblo y las Naciones Unidas aborden la situación de los indígenas en el Perú, Bolivia y Ecuador. Basados en un estudio elaborado por un equipo de investigadores, se destacó la intervención externa, generada básicamente por la concesión de lotes mineros en tierras de comunidades indígenas y que han llevado a que en el Perú, el 55% de las 6 mil comunidades estén siendo afectadas por esta industria extractiva.

Así opinó Carmen Rosa Villa, representante regional para América Latina de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: “En el caso del Perú, el informe revela que las concesiones mineras entre los años 2002 y 2007, crecieron en un 87,7%. El observatorio de los conflictos, señala que el 55% de las 6 mil comunidades campesinas están siendo afectadas por la minería. En este punto, la Defensora del Pueblo del Perú, ha señalado que los conflictos ambientales en el Perú se han incrementado en un 47%. En todos los países se han incrementado los problemas, debido a la construcción de presas, exploración y explotación petrolera, expropiación de tierras, deforestación, construcción de carreteras, contaminación del agua por actividad minera, militarización, narcotráfico, impacto de las comunicaciones, entre otros”.

Villa destacó, además, que en materia de discriminación de género se ha tenido avances favorables para con la intervención de las mujeres en la vida activa y política. No obstante, aún existen brechas de exclusión para la mujer en lo que a toma de decisiones se refiere. Asimismo, en el informe se da cuenta de la relación entre los funcionarios públicos y las comunidades, en donde se evidencia la falta de capacitación, la poca sensibilización y la actitud paternalista de los funcionarios del Estado para con las comunidades. Por ello, la Defensora del Pueblo consideró importante la necesidad de institucionalizar el diálogo con los pueblos indígenas.

“Tengo la convicción de que hemos de dar prioridad al mantenimiento de un sincero dialogo intercultural, entre el Estado y los pueblos indígenas, en la medida de que se trata del mecanismo más pertinente para fortalecer la protección y promoción de los derechos fundamentales. Entonces, ahora más que nunca, es necesario que el Estado Peruano institucionalice el diálogo, en aras de nuestro deber común de defender la dignidad humana de cada persona de nuestro país y en particular la de nuestros pueblos indígenas”, concluyó.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.