Unesco advierte que lenguas quechua y aimara se encuentran en peligro

La joven actriz Magaly Solier no encontró mejor forma de agradecer el Oso de Oro, premio obtenido en el Festival de Berlín por la película “La teta asustada”, que cantar en quechua, el idioma que maneja desde niña y, que pese a ser una lengua oficial en el Perú, no ha sido revalorizado como debiera.

Aunque la Academia de la Lengua Quechua impulsa el conocimiento del denominado idioma inca, es innegable que la falta de una educación intercultural masiva ha propiciado que aquellos peruanos que no hablen el castellano sean marginados. Quizás por ello, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura alertó en un reciente estudio que el quechua y el aymara son idiomas en peligro.

Y aunque los lingüistas peruanos realizan esfuerzos por preservar ambos idiomas, la falta de una política gubernamental juega en contra de ello. Por ejemplo, el aymara casi no se cultiva en las escuelas del altiplano peruano. Situación diferente se aprecia en la sierra, en donde pese la falta de presupuesto, se trabaja por preservar el quechua; pero no de forma masiva.

El atlas electrónico presentado por la UNESCO estableció que una lengua está “en peligro” cuando los niños ya no la aprenden en sus familias como lengua materna, sino que se convierten en “bilingües pasivos”, es decir, la entienden, pero no la hablan. Según dicho organismo, también hay cinco lenguas en el Perú que ya están extintas: mochica, culle, cholón, panobo y yameo.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.