Teta asustada es un efecto de la violencia sexual contra las mujeres durante el conflicto armado interno

A raíz de la premiación de La Teta Asustada, filme de la cineasta Claudia Llosa, se ha centrado la atención en la violencia sexual que sufrieron las mujeres durante el conflicto interno armado que vivió el Perú. Paula Escribens Pareja, psicóloga del Colectivo DEMUS, saludó “el que haya una película que trate sobre esta problemática que es muchas veces invisibilizada en la sociedad”. A diferencia de la tortura, del homicidio, de los asesinatos extrajudiciales, la violencia sexual en contra de las mujeres no se denuncia en muchos casos. Ello debido al machismo existente en la sociedad y que obliga a las víctimas a callar.

“En términos de afectación de todas las diferentes formas de violaciones a los derechos humanos creemos que la más difícil de denunciar es la violencia sexual que vivieron las mujeres durante el conflicto armado”, advierte la especialista. En tal sentido, y en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el colectivo DEMUS viene reclamando al Gobierno la aprobación del Plan Nacional Contra la Violencia hacia la Mujer. Y, en ese contexto, es importante que el Congreso apruebe la Ley de Salud Mental a fin de destinar un presupuesto adecuado para dicho sector. Asimismo, DEMUS reclama para el Consejo de Reparaciones un mayor presupuesto a fin de poder registrar a las mujeres que sufrieron violencia sexual durante el conflicto armado interno.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.