Pedro Francke advierte presuntas irregularidades en concesión de proyecto Taboada en Lima

El proyecto Taboada es para tratar las aguas servidas de Lima. Todo el desagüe de Lima actualmente se vierte al mar sin tratamiento, es un montón de contaminación y la planta de Taboada busca eliminar todos esos desechos orgánicos que generan una contaminación al medio ambiente y tratar, mandar al mar, preferiblemente no tan cerca de la costa, agua que no vaya a generar una contaminación tan grande. El Estado no asume directamente la construcción de este proyecto y escoge el esquema de concesión, porque es una postura ideológica del Gobierno que prefiere la inversión privada.

Sedapal ha funcionado durante muchos años con inversión pública. Esto estaba en los planes de Sedapal y podrían haberlo hecho ellos. Pero el gobierno prefiere este estilo de concesiones porque piensa siempre que la inversión privada es mejor. Además, ha habido una impugnación de la concesión porque el esquema no es bueno. No se ha establecido un expediente técnico completo para hacer la concesión, sino que se ha planteado que cada empresa haga su propuesta de cómo tratar las aguas y precisamente lo que se critica es que una de las propuestas de la ganadora no estaría tratando bien las aguas.

Y hay que tener en cuenta que eso lo vamos a pagar los usuarios de agua potable de Lima en nuestra tarifa. O sea, esta concesión nos va a aumentar la tarifa que cobra Sedapal, para pagarle a la empresa privada por un tratamiento que quizás no es el adecuado.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.