El des-empleo de los que sobran

Este aviso pagado por el gobierno fue publicado en diversos diarios el pasado 30 de enero, como se puede leer en el mismo hay dos maneras de estar trabajando, una se llama “empleo” y la otra se llama “empleo formal”. Y este empleo formal fue tan sólo un 16% del total de empleo creado, es decir que de cada 6 personas que encontraron empleo, sólo 1 obtuvo empleo formal. La semana pasada, el Ministerio de Trabajo anunció con bombos y platillos que el empleo formal había crecido en Lima Metropolitana 5.9%, pero no decía nada del otro empleo. El 16 de marzo, INEI difunde una nota de prensa que tiene por encabezado “Aumenta en 5.1% el empleo adecuado”, que nuevamente resalta lo que ocurre con una fracción de los ocupados de nuestro país.

La realidad es que el empleo total se está reduciendo como producto de la crisis económica mundial, la cual no nos afectaría porque estábamos “blindados”, luego se dijo que no nos afectaría por el “paquete anticrisis” que el gobierno efectuaba, al día de hoy la crisis llegó al mercado laboral y se manifiesta en la pérdida de empleo a nivel global. Los informes del INEI de enero, febrero y marzo de este año muestran consecutivamente una reducción del empleo en Lima Metropolitana, y esta tendencia se manifestará de manera más aguda en los meses subsiguientes, a medida que la crisis internacional se propague desde los países industrializados a los países emergentes como el nuestro.

El Ministerio de Economía tiene encarpetado un proyecto de Juntos Urbano desde el 2006, basado en un 1’000,000 de encuestas aplicadas en distintas ciudades del país. Este programa social, que es una extensión del actual Juntos en el ámbito rural, debe empezar cuanto antes para evitar conflagraciones sociales como las que ya están ocurriendo en Europa Oriental.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.