Jueves, 9 de abril del 2009

El economista Pedro Francke advierte que el aseguramiento universal en salud no cuenta con recursos económicos pese a lo que señala el Gobierno.

En Chiclayo, trabajadores de azucarera Tumán protestan por reposición laboral.

Por Semana Santa, escolares y la Policía Nacional llevan a cabo una jornada de limpieza para que la ciudad de Huancayo luzca limpia para los turistas.

Y en Tingo María, la población se sumó a masiva marcha a favor de la paz promovida por la Iglesia Católica.


El tema del Aseguramiento Universal en salud es constante noticia hace año y medio aproximadamente, tiempo en el que ha habido marchas y contramarchas entre las exigencias del sector y los ofrecimientos discontinuos y hasta erráticos de la administración central. Al fin, el miércoles 8 de abril, Palacio de Gobierno fue escenario del anuncio del anhelado programa, que se aplicará inicialmente en las regiones de Apurímac, Huancavelica y Ayacucho, cubriendo hasta el 85% de todos los riesgos por enfermedades que pudieran afectar a la población. Sin embargo, el economista Pedro Fancke cuestionó el financiamiento del programa, pues no tendría los fondos suficientes para funcionar adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.