Asháninkas en huelga capturan 12 embarcaciones en el río Ucayali

La huelga de los nativos se intensifica en la selva peruana. Indígenas asháninkas de la provincia de Atalaya capturaron doce embarcaciones, exigiendo que el presidente Alan García se pronuncie a favor de los pueblos originarios.Las embarcaciones fueron capturadas a la altura del caserío Chicosillo. En el lugar se concentraron más de mil asháninkas, así como efectivos del Ejército.

Los nativos demandan la reivindicación de sus territorios originarios, la derogatoria del paquete de decretos que atentan contra sus tierras y de la Ley de Aguas. Ellos cuestionan al presidente García al no escuchar la petición de los amazónicos. Por ello, se han visto obligados a retener las embarcaciones que llevan insumos para la explotación de los pozos de Camisea y Pagoreny. Fueron enfáticos al señalar que continuarán con su medida, pese a la declaratoria de emergencia dictada por el Gobierno.

En Atalaya, se encuentran apostados doscientos efectivos de la Marina de Guerra a fin de retomar el control en la zona. Por años, la selva de Ucayali ha sido excluida de los intereses del gobierno de turno. Los pueblos nativos amazónicos viven en la extrema pobreza, carentes de servicio básico y son ninguneados cuando de protestas se trata.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.