Padre Marco Arana está de acuerdo con que el celibato sacerdotal sea voluntario

El celibato en el servicio sacerdotal se ha vuelto un tema controvertido a raíz de casos como el del padre Alberto Cutié. Sin embargo, para el padre Marco Arana, el que un sacerdote tenga una esposa es una situación normal, por ejemplo, en algunas provincias de los Andes del Perú. “Creo que estamos descontextualizados un poco en el tema. He tenido la oportunidad de estudiar con sacerdotes paraguayos. Y una de las cosas que me llamaba la atención era la manera frecuente como ellos aceptaban que un sacerdote pudiera tener su familia… Y si uno mira las últimas encuestas de opinión, la mayor parte de ciudadanos estarían porque el celibato sea voluntario en los sacerdotes. Y no olvidemos que ya desde los años 70 había una discusión interna dentro y fuera de la iglesia por la cual miles de sacerdotes y centenares de obispos habían solicitado a la Santa Sede que el celibato fuera voluntario. Lo que pasa es que hay todavía una disciplina presente”, expresó.

Sobre el caso del ex obispo y hoy presidente de Paraguay, Fernando Lugo, el padre Arana señaló que “más allá de esta situación personal que pasado el escándalo, en realidad pasará. El tema es cómo Lugo responde a sus electores para la tarea y la misión que se lo ha encomendado. El mayor fracaso de Lugo no será que por su vida privada desordenada haya sido denunciado, sino que la esperanza de ese pueblo de democratizar la política y la economía no llegue”.

Asimismo, aseguró que en caso de ser elegido como presidente del Perú no habrá denuncias en su contra por infringir las leyes religiosas. “Bueno yo no tengo familia, aún y espero no tenerla”, afirmó Arana.

Mira estas noticias relacionadas:

7 comentarios en “Padre Marco Arana está de acuerdo con que el celibato sacerdotal sea voluntario

  1. Hola Amigos,
    Respecto a lo manifestado por el P. Arana, posible candidato a la Presidencia a la Republica del Peru, que respecto al Celibato Sacerdotal se asume en el día de la Ordenacion consciente y libremente, aunque sea de derecho positivo. A mi criterio personal el sacerdote de nuestros tiempos se esta envolvienco en los quehaceres de este mundo que les toca a los laicos comprometidos y se degrada, se empobrece, se exclaviza y por ende, pierde su identidad, puesto que se olvida de su intimidad con Dios, su específica misión y como consecuencia se mete
    .
    Carlos

  2. Por demasiado tiempo la Iglesia Católica ha protegido a sacerdotes pedófilos, reubicándolos o “escondiéndolos”. También hay proliferacion de homosexualismo entre sacerdotes… La iglesia es una institución. Los católicos la seguimos, pero hemos de aceptar que, como toda institución, tiene sus fallas.
    El celibato se instauró como cosa práctica, no es necesario para que un sacerdote cumpla bien sus funciones… al contrario, tal vez disminuirian las ocurrencias de pedofilia y homosexualidad.

  3. Yo deseo ver en cualquier sacerdote, a un hombre que reza, administra, vive la caridad y nos acerca a Dios. El celibato entonces es una renuncia, por amor a Dios, de la capacidad sexual que todos tenemos. Es una caracterìsitca admirable y que el vivirla, conlleva también otra serie de virtudes que mantinenen un control sobre nuestras debilidades. El celibato, repito, es renuncia por amor a Dios y así poder servir mejor al prójimo. Rezo por todos: sacerdotes y laicos, que ponen en tela de juicio este tesoro de la iglesia y la vocación sacerdotal.

    1. Por amor a Dios se han hecho los mas grandes sacrificios y en nombre de Dios
      las mas grandes injusticias.
      El Celibato no mantiene el control nuestras debilidades, al contrario, aumenta la posibilidad de caer en ellas y quebrantar nuestras promesas.
      Sabemos nuestras debilidades y Dios las conoce, por eso no las impone.
      Estoy seguro que un sacerdote célibe ama a Dios tanto como un sacerdote casado y me entristece que a nuestro clero se le imponga el Celibato.
      Araceli, no es lo mismo ver………. al toro desde un palco, que verlo en la arena
      del ruedo..
      Te amo
      Raúl

  4. Lo primero que sentí, fué malestar, puesto, que ¿si ni siquiera un sacerdote consagrado a Dios, puede contener el ímpetu sexual?,,¿que será de nosotros?, vaya es una lástima, es condición propia del sacerdocio, la castidad. Que pena , la iglesia que Jesucristo dejó anda siendo CORROMPIDA, por estos individuos, la iglesia, sacra , santa esta llena de homosexuales,, pedófilos, y ahora fornicadores!!!,, ¿que le dirá usted a Dios el dia del juicio?,,, ho Dios, no pude controlar mis erecciones, así que tuve que tirarme a las mas cojudas que iban a mi misa y creian que recibiendo mi sexo, iban a ser consagradas,, es un ascoooo,, USTEDES, SON UN ASCO,, no la iglesia que Jesucristo dejó,,, SI REGRESA JESUS, ESTOY SEGURO QUE SE VUELVE A MORIR, PERO DE VERGUENZA AJENA…basurasssss

  5. Si no respetas la condición de célibe, ni siquiera, puedes aguantar algo tan simple, conosco hombres célibes, y no son religiosos, ¿que se espera de la iglesia?, empezamos, con eso, ¿después?,, habran curas con siliconas haciendo misa,,, te apoyo Rubén,, “TOLERANCIA” es para estos padrecitos fornicación, mal, mal, muy mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.