Congresistas exponen sus puntos de vista sobre conflicto amazónico

Representantes de diversas bancadas de la oposición y el oficialismo expusieron sus posiciones a favor y en contra de los controvertidos decretos legislativos 1090 y 1064.

Luis Galarreta Velarde, vocero de Unidad Nacional manifestó: “No creemos en el gobierno, porque si el gobierno planteó una propuesta primero de apoyar los decretos, después de suspender, entonces nos parece poco serio que hoy venga una tercera propuesta… Pero ya entrar en un tema de derogatoria porque hay una presión social puede ser un precedente no muy bueno en lo que se hace a través de la estabilidad”.

Mauricio Mulder, del Partido Aprista Peruana, dijo a su vez: “Yo creo que en política uno debe tener la capacidad de poder dar ese paso atrás, para después recuperarlo con dos pasos adelante en lo que se refiere a pacificación y más democracia. Evidentemente podrán alegar algunos que es un precedente, pero es un precedente para que después no tenga que ocurrir y no tenga que alegarse”.

Daniel Abugattás, miembro del Partido Nacionalista comentó: “La derogatoria cae por su propio peso…yo creo que lo que ha hecho el congreso es simplemente entrar en razón y declarar la derogatoria de dos decretos legislativos que a todas luces son inconstitucionales”.

Yohny Lescano, de Acción Popular: “Lo que causa un poco de incomodidad y de indignación es que se haga esto después de haber dejado varias muertes… Y eso pasa cuando no se priorizan los intereses nacionales y se priorizan otros tipos de intereses”.

Asimismo, los congresistas de la oposición coincidieron en lo que, en adelante, le queda a este gobierno: “Abrir el diálogo, tienen que consultar el resto de decretos legislativos” (Abugattás); “No solamente el tema de los decretos, la contaminación de los ríos, la ausencia de postas de salud, de escuelas, es decir que el estado participe e integre a las comunidades nativas al desarrollo” (Galarreta); “Que no sea soberbio, que trabaje en base a los intereses del Perú, que no se deje llevar de las narices por algunos grupos y sus aliados que son de derecha” (Lescano). Por parte, el oficialismo –en boca de Mauricio Mulder– se ofreció a “mantener la mesa de diálogo escuchar los puntos de vista que ahí se debatan y tener mucha atención a todos estos reclamos”.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.