En medio de acusaciones primer ministro Yehude Simon fue interpelado en el Congreso

Después de un maratónico debate en el pleno del Congreso, las bancadas de la oposición presentaron dos mociones de censura. Una en contra del primer ministro, Yehude Simon y la otra contra ministra del Interior, Mercedes Cabanillas por las muertes de policías y nativos en Bagua.

“Se ha llegado al increíble extremo de decir que el culpable fue el oficial muerto, es decir no es nadie, nos lavamos las manos échenle la culpa al muerto. Creo que eso es antiético, no es moral y sólo ese hecho merecía la censura”, señaló Freddy Otárola. Las bancadas Alianza Parlamentaria, Unidad Nacional, el Bloque Fujimorista, Bloque Popular y el Partido Nacionalista apoyaron la censura.

La interpelación a los ministros giró en base a una interrogante. ¿Quién fue el más alto funcionario que ordenó la intervención de la policía en Bagua? Al respecto la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas, vinculó los hechos violentos ocurridos en la Amazonía a la existencia de grupos radicales financiados desde el extranjero. “Ellos siguen trabajando desde la Coordinadora Continental Bolivariana, la Coordinadora Política Social. Ellos promueven y financian no sólo revueltas sino también las llamadas cumbres de los pueblos como la que se realizó en San Martín, en Puno, donde una senadora boliviana dio lectura a la carta del Sr. Evo Morales quien llamaba a revolución –en un país ajeno– en nuestro país”, enfatizó la titular del Interior.

En tanto, el primer ministro, Yehude Simon, afirmó que la intervención en Bagua fue aprobada por el Consejo de Ministros. Pero además sostuvo que “Había una campaña orquestada y preparada para desprestigiar al gobierno, había gente que estaba buscando que la policía y el ejército disparen para poder justificar –este es un gobierno genocida-… Y eso lo pudimos ver porque frente a los suceso hubo una campaña internacional furibunda que hablaba de gobierno genocida”, sostuvo Simon Munaro.

Como es de costumbre, en el Parlamento Nacional no faltaron los dimes y diretes. El incidente del día fue protagonizado por el congresista Víctor Andrés García Belaunde y el jefe del gabinete, Yehude Simon.

Durante la sesión plenaria, Simon propuso, además, levantar el secreto bancario de todos los congresistas. Ello en aras de una transparencia de los servidores del Estado y, en el contexto de la interpelación, por la intervención fiscal a Panamericana Televisión.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.