Ministra de la Mujer recibe denuncias de dirigentes nativos quienes manifiestan recibir amenazas de muerte

Ante la ministra de la Mujer, Nidia Vílchez dirigentes nativos denunciaron haber recibido amenazas por el diálogo iniciado con el gobierno. Las denuncias fueron expresadas a la ministra por 16 representantes nativos, trece de ellos Apus de los departamentos de Loreto, Amazonas y Ucayali, en una reunión de trabajo en la que la titular del MIMDES se comprometió a apoyar en salud y educación principalmente, a las diez familias de nativos fallecidos en las acciones de violencia de Bagua.

“Nuestra vida corre peligro por solo decir la verdad”, dijo Soledad Fasabi, lideresa nativa de la zona de Pacaya Samiria (Loreto). “Señora ministra, denuncio a personas del entorno de Aidesep, que están amenazando a los dirigentes nativos, representantes verdaderos de nuestros pueblos, que venimos haciendo denuncias. Y las amenazas son sólo por decir la verdad, por estar trabajando de forma abierta, de la mano con el gobierno”, sostuvo Fasabi. quien dio los nombres de Deysi Zapata, Milton Silva y Roger Muro, entre otros, como las personas que los vienen amenazando.

Edwin Chota, presidente de la asociación Ashewiwka, Masisea y Callería también mencionó la misma preocupación y aseguró que también vienen recibiendo llamadas telefónicas amenazantes.

Respecto a las acciones que desencadenaron en los actos violentos de Bagua, los representantes nativos coincidieron en señalar que fueron “engañados y traicionados” por los entonces interlocutores de las comunidades nativas en Lima. “Entre hermanos nos hemos matado. Pero esas cosas no salieron de nuestra boca, ni de nuestras intenciones”, sostuvo el presidente de la Federación de Comunidades Amazónicas (FECAWS).

“Nosotros no sabemos qué es la insurgencia, nosotros no usamos esos términos”, dijo Soledad Fasabi. Y añadió que “Alberto Pizango no es un líder. Ese (Pizango) abandonó a sus hermanos indígenas caídos”.

Wachapa, por su parte, también se mostró indignado por la despreocupación de los dirigentes de Aidesep respecto a las familias de los nativos fallecidos en los actos violentos del 5 de junio. “No hemos visto ningún gesto de los dirigentes de Aidesep, que hablan tanto, pero que ni siquiera han demostrado un gesto de visitar a los huérfanos o viudas”, dijo. Sostuvo además, que encuentra una voluntad de apoyo de parte del Estado. “Estamos coordinando de qué manera darnos la mano en todo sentido”, añadió Wachapa.

Finalmente, Juan Aricari, presidente de la asociación Capicuna (Loreto), hizo un llamado a la unidad de los pueblos amazónicos. “Hermanos no hay que dejar que otros grupos nos dividan. Ahora está comenzando la democracia para nuestros pueblos; este grupo humano debe avanzar con pies firmes”, concluyó.

Esta información fue proporcionada por el MIMDES.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.