Gasto social: urge aumentarlo

¿Qué debe esperarse del gasto social que realiza el Estado en tiempo de crisis?

Lo conveniente para el país es que el gasto social aumente.

Hay una razón social para ello: la gente tiene mayores necesidades, porque ha perdido el empleo o sus ingresos se han reducido, y por lo tanto le es más difícil cubrir el pago de los útiles escolares, o de las medicinas y gastos médicos si viene el caso. Además, cuando la economía está en recesión y las ventas de las empresas están cayendo, el gobierno tiene que estimular la demanda. Sólo así puede evitar que la caída económica se agrave. Es lo que hoy hacen casi todos los gobiernos del mundo, desde Estados Unidos y los países europeos, hasta China, Brasil y Chile. Aumentar el gasto público es una de las alternativas más evidentes; y el Plan AntiCrisis presentado por el gobierno, según se dijo, incluía 10 mil millones de soles más de gasto público. Aunque la mayor parte se anunció que iría a obras de infraestructura, una parte minoritaria debía ir a gasto social.

Pero eso no ha sucedido. Las siguientes cifras muestran el gasto social, en millones de soles, en los primeros semestres del 2008 y el 2009.

Educación y cultura. Primer semestre 2008: 5.551; Primer semestre 2009: 5.623.
Salud y Saneamiento. Primer semestre 2008: 3.859; Primer semestre 2009: 3.477.
Protección y Previsión Social. Primer semestre 2008: 5.365; Primer semestre 2009: 5.465.
Gasto Social. Primer semestre 2008: 14.775; Primer semestre 2009: 14.565.

Como se puede ver, el gobierno en vez de aumentar el gasto social, lo ha reducido en más de 200 millones de soles. Como además en este tiempo los precios han aumentado producto de la inflación, el recorte real es bastante mayor, equivalente a unos 700 millones de soles. En el área social, y sobretodo en salud y saneamiento, Carranza es igual a Valdivieso, un recortador de gasto.

Desde luego, este recorte de gasto social tiene consecuencias muy directas. Por ejemplo, el Seguro Integral de Salud (SIS) atraviesa una enorme crisis porque adeuda a los hospitales y centros de salud varios meses, por lo cual hay desabastecimiento de medicinas y en muchas localidades la atención se ha restringido seriamente. El tema es materia de preocupación central entre los interesados en salud pública, y será motivo de debate en la Cuarta Conferencia Nacional de Salud que ForoSalud organiza para los días del 24 al 26 de agosto.

La conveniencia de aumentar el gasto social durante las crisis también tiene una justificación política: el Estado tiene que buscar frenar el natural descontento que siente la gente cuando ve si situación económica empeorar. Pero el gobierno ha preferido incumplir sus promesas una vez más. Dijo que aumentaría el gasto social como parte del Plan AntiCrisis, y en vez de eso lo disminuye. ¿Por qué? No es causalidad que este recorte del gasto social suceda cuando los ministros de salud y del MIMDES no han sido apristas sino vinculados a Yehude Simon. La subordinación de Yehude a Alan García ha sido tan grande que ni siquiera ha conseguido un poquito de aire presupuestal a los ministros más cercanos a él.

Además, Alan García no ha tenido ninguna visión ni propuesta para lo social, manteniendo la idea de que todo lo resuelven las grandes empresas. Incluso con la crisis, se aferra esta misma idea, que lo social no importa. En esa situación, no cabe extrañarse de que la protesta social siga creciendo. El nuevo Premier debe tomar nota y cambiar de rumbo.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.