Paro se sintió poco en las ciudades del trapecio andino: Ayacucho, Abancay y Huancayo

En Huancayo, aunque el transporte urbano no paralizó, docentes y agremiados a la CGTP se movilizaron por la ciudad y en una actitud intolerante quemaron las pancartas de quienes se opusieron a la medida de protesta. Para el dirigente del SUTE, Robert Huaynalaya, el paro fue exitoso. Mientras que en Ayacucho, el Frente de Defensa del Pueblo convocó a un grupo de docentes para que estos obliguen a los comerciantes de los distintos mercados de la ciudad a sumarse a su medida de lucha.

Sin embargo, no obtuvieron la respuesta esperada. Y, en Abancay, una marcha pasiva con participación del SUTE y obreros de construcción civil movilizó a unas dos mil personas por las calles de la ciudad. En contraparte, los comercios, mercados y transporte público prestaron sus servicios con normalidad. Para la dirigente de la CGTP Apurímac, Evelyn Cavero, la ausencia de otros sectores sociales se debe a la actitud crítica del Partido Aprista Peruano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.