Miércoles, 5 de agosto del 2009

En Puno, bordadores y autoridades defienden el origen de la Diablada, danza que Bolivia se atribuye como patrimonio cultural. En tanto, en respuesta al ministro de Justicia, Aurelio Pastor, la Coordinadora Andina de Organizaciones denunció, ante la ONU, la discriminación constante a los nativos por parte del Gobierno Peruano.

En Tumbes, trabajadores del Gobierno Regional acatan una huelga indefinida en rechazo al recorte del presupuesto para el pago de sus remuneraciones. Mientras que, dando el ejemplo, se presentaron en Lima a las regiones que ejercen Buenas Prácticas Gubernamentales.


El asesor de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, Vladimir Pinto presentó una denuncia en contra del gobierno peruano ante la ONU por discriminación. Pinto aprovechó para responder al ministro de Justicia, Aurelio Pastor quien señaló en Ginebra, ante representantes de la ONU, que los indígenas y nativos fueron manipulados por grupos extremistas durante los sucesos violentos ocurridos en Bagua. Lo que se busca es un llamado de atención por parte de la Organización de las Naciones Unidas, a fin de que el Estado Peruano incluya a las poblaciones indígenas en las políticas de educación y salud como parte de los derechos que les asisten.


Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.