Con marchas, misas y vigilias pisqueños recordaron dos años del terremoto

Con una mezcla de coraje e indignación los pobladores de Pisco realizaron el llamado cacerolazo para recordar en la víspera del 15 de agosto el terremoto del 2007 que se llevo la vida de más de uno y dejo en ruinas la ciudad. Sin importar la edad, los pisqueños protestaron frente a la que fuera la Municipalidad de Pisco, cuyo aspecto refleja que la reconstrucción forma parte de eternas promesas de las autoridades locales y nacionales.

Posteriormente, se llevó a cabo la marcha de la dignidad. Pese a que no estaba previsto por el Comité Provincial de Lucha, pobladores llegaron hasta la Panamericana Sur bloqueando por más de tres horas la carretera a la altura del Puente Huamaní. El hecho obligó a que efectivos de la DINOES emplearan la fuerza para retirar a los manifestantes, quienes por su parte arrojaron piedras, Finalmente, las bombas lacrimógenas terminaron por liberar la vía y abrir nuevamente el transito.

Posteriormente, el domingo, se realizó también una misa en memoria de las personas que perdieron la vida en el 2007 al derrumbarse la iglesia San Clemente. La misa tuvo como escenario la Plazuela Bolognesi y contó con la participación del sacerdote José Torres, uno de los sobrevivientes del terremoto del 2007. Asimismo, se realizó una vigilia en el terreno donde se encontraba ubicada la iglesia San Clemente. Las piedras que yacen en este lugar sirvieron de soporte para numerosas velas que se mantuvieron encendidas hasta altas horas de la noche.

Mira estas noticias relacionadas:

Un comentario en “Con marchas, misas y vigilias pisqueños recordaron dos años del terremoto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.