Más de 10 mil damnificados del terremoto en Chincha protestan por lentitud de la reconstrucción

Con diversas marchas y bloqueos intermitentes en varios tramos de la carretera Panamericana Sur, más de diez mil damnificados de las provincias de Chincha, Pisco y Cañete expresaron sus diferentes reclamos ante la lentitud en el proceso de reconstrucción de sus ciudades, afectadas por el terremoto del 2007.

Una damnificada con su bebé en brazos dijo: “nos dijeron que no iban a mandar el bono. Pero ahora veo que no han mandado nada. Dónde está la plata de otros países que dijeron que iban a mandar a nosotros, se han metido al bolsillo. Queremos que nos ayuden por favor”.

Hombres, mujeres y niños salieron a las calles a preguntarse el porqué de tanta desidia e indiferencia del gobierno, sobre todo porque a dos años todo sigue casi igual. Mientras que otra afectada exclamó: “¿Dónde están ellos? Vinieron a pedir nuestros votos y ahora ni se acercan acá a ver las necesidades de cada centro poblado”.

Por un acuerdo entre los dirigentes de los manifestantes y las autoridades, el bloqueo de algunos tramos de la Panamericana Sur se cumplió de forma parcial y por algunas unas horas bajo la atenta vigilancia de la policía que evitó recurrir a la fuerza para desalojar a los pobladores, situación que originó el malestar de cientos de transportistas.

Mira estas noticias relacionadas:

3 comentarios en “Más de 10 mil damnificados del terremoto en Chincha protestan por lentitud de la reconstrucción

  1. Pertenesco a una ONG estoy, estamos realizando una campaña escolar, deseo contactarme con algun dirigente de la zona de Cañete y llegar una pequeña muestra de soladaridad. Mas detalles por favor comuniquence conmigo.

  2. bueno el trremoto del 15 de agosto del 2007 fue una catastrofe opara los pobladores de la provincia de chincha por que dejo amucha gente en la interperie es por eso que a la vez dejo traumas posicologicos pra todos los niños y adultos que no se peden imajinar las cosa vividas por este fenomeno que se nos atrveso cuando menos lo pensabasmos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.