Muchos afectados por el terremoto siguen en situación de abandono en Pisco

A pocas horas de haberse cumplido dos años del terremoto del 15 de agosto de 2007, moradores continúan armando sus precarias viviendas en el asentamiento humano 15 de agosto, nombre colocado en recuerdo de la fecha del desastre en Pisco.

Esteras, palos y cartones son los materiales que utilizan los vecinos para construir un lugar donde cobijarse. La mayoría de estas familias vive con sus familiares y otros eran inquilinos. La pobreza es tanta que al medio día los niños no saben qué almorzarán, esperando apoyo de alguna parte. Y qué decir de los servicios higiénicos, los cuales no cuentan.

Las autoridades se olvidan de la existencia de personas que requieren apoyo inmediato como es el caso de la señora Elsa Bravo quien cuenta con uno de sus siete hijos delicado de salud a raíz del terremoto le cayeran escombros de su vivienda en la cabeza dejándolo con enfermedades neurológicas. No contando con los recursos económicos para el tratamiento de su menor hijo, tiene que trabajar recogiendo escombros para ganar 20 soles y dar de comer a sus hijos, quienes estudian la primaria. Hasta el momento, el único apoyo que ha recibido es un módulo que utiliza por las mañanas de comedor y por las noches de dormitorio.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.