Viernes, 28 de agosto del 2009

En Huancayo, familiares de los soldados caídos durante un enfrentamiento con Sendero Luminoso les rindieron un homenaje.

En Ayacucho, deudos de víctimas de matanza de Putis se alistan para enterrar restos de sus familiares.

En Pucallpa, la negligencia de agricultores ocasionó un incendio forestal que arrasó con más de diez hectáreas.

El Ministerio de Energía y Minas anunció que el abastecimiento de gas natural para el mercado interno está garantizado.


El homenaje a soldados caídos en emboscadas narcoterroristas es una imagen que se repite ya muchas veces en los últimos años, como la dolorosa prolongación de un problema que supuestamente estaba solucionado desde la época de la dictadura fujimorista. Seguramente, ahora Javier Velásquez Quesquén y Rafael Rey harán su primera visita al Congreso como presidente del Consejo de Ministros y titular de Defensa, respectivamente, para dar explicaciones tan improductivas como las que dieron sus antecesores.


Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.